Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 80% de los españoles compartirían datos personales con las marcas

  • Gestión del dato

pyme marca

ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School, ha participado en un estudio mundial de la GDMA (Global Alliance of Data-Driven Marketing Associations) que ha analizado el comportamiento de los consumidores en relación a la privacidad de sus datos, y ha revelado que una gran proporción de los consumidores se sienten más concienciados y cómodos con el intercambio de datos de lo que lo estaban en el pasado.

ICEMD, El Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School, ha participado en un estudio mundial de la GDMA (Global Alliance of Data-Driven Marketing Associations) que ha analizado el comportamiento de los consumidores en relación a la privacidad de sus datos, y ha revelado que una gran proporción de los consumidores se sienten más concienciados y cómodos con el intercambio de datos de lo que lo estaban en el pasado.

Los hallazgos principales del estudio, para el que se han entrevistado a más de mil usuarios en España, desvela que el 59% de los consumidores son pragmáticos en lo concerniente a la facilitación de sus datos personales a empresas. Se trata de consumidores que estudiarán hacer intercambio de sus datos personales caso por caso y en función de si el servicio, o la mejora del servicio ofrecido compensan por la información privada que aportan a las compañías.

También señala que el 22% de nuestros consumidores responde al perfil de conservadores en relación a la privacidad de sus datos. Son aquellos consumidores de más edad que no están dispuestos a facilitar información personal ni siquiera a cambio de la mejora del servicio. Otro 19% de los consultados –los más jóvenes- se muestran despreocupados, y no les preocupa la obtención y el uso de información personal sobre ellos.

De los resultados se desprende que la actitud que los consumidores tienen a compartir, o no sus datos se debe a su preocupación sobre la privacidad online. El estudio señala que el 81% de consumidores en España están bastante preocupados por la privacidad online. La amplia mayoría (92%) de los consumidores españoles considera que la privacidad es un derecho básico, y este porcentaje alcanza el 96% entre la generación del Baby-Boom. No obstante, alrededor de la mitad (49%) de los consumidores cree que la privacidad es un problema menor en la actualidad, siempre que no se abuse de los datos.

Por otra parte, el 58% de los entrevistados coinciden en considerar el intercambio de datos e información personal online como parte de la economía moderna. En parte esta consideración se debe a que los consumidores españoles sienten el intercambio de datos como algo ventajoso para ellos. No obstante, el 87% de los entrevistados creen que las empresas son las que más se benefician del intercambio de datos, mientras que solo el 5% cree que son los consumidores quienes sacan el mayor partido. Además, solo el 40% cree que obtienen un servicio mejor a cambio de sus datos personales.

Así, alrededor de 4 de cada 5 entrevistados consideran su información personal como una propiedad que puede utilizarse para negociar. Por este motivo, los consumidores reclaman más control sobre la información personal que facilitan a las empresas y sobre la forma en que se almacena. De hecho, el 89% de los españoles quisiera tener mayor control sobre los intercambios de datos y sobre la forma en que se almacenan.