Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las futuras GPUs de Intel podrían revolucionar el mercado tecnológico

  • Infraestructura

chip procesador

El fabricante de procesadores decidió que volvería a la fabricación de chips gráficos, y se espera que lance sus primeras GPU dedicadas para mediados de 2020. Estos nuevos chips entrarán en competencia directa con los de Nvidia y AMD, y no solo en el mercado de equipos para jugadores, sino en plataformas de computación de primer nivel para los centros de datos.

Hace muchos años que Intel se retiró de la carrera de desarrollo de chips de procesamiento gráfico (GPU) para ordenadores, dejando el campo libre a Nvidia y ATI (Actualmente propiedad de AMD), que se adueñaron completamente del mercado. Por ello, la mayoría de equipos informáticos actuales con un chip gráfico dedicado montan un modelo de uno de estos fabricantes. Pero Intel anunció hace tiempo que quería entrar de lleno en el mercado de GPUs y planea hacerlo ara mediados de 2020.

Según ha dado a conocer, su intención era crear una GPU dedicada basada en su arquitectura Xe, construida empleando su tecnología de fabricación basada en procesos de <10 nanómetros. Pero lo significativo de este nuevo desarrollo es que Intel no quiere enfocarse únicamente al segmento de equipos para videojuegos, sino que tienen planes para entrar de lleno en el mercado de equipos profesionales.

Al igual que ha hecho con el desarrollo de la memoria de estado sólido, el fabricante quiere construir soluciones pensadas especialmente para las infraestructuras de centros de datos y equipos profesionales de nueva generación. La idea es completar el conjunto de tecnologías necesarias para mover aplicaciones como la inteligencia artificial o el aprendizaje automático.

Aunque aún es pronto para calcular el impacto que tendrá este nuevo actor en la industria de GPUs, se espera que su llegada pueda tener un impacto significativo en la competencia, especialmente en las cifras de Nvidia, que es la firma más involucrada en la construcción de equipos especializados para la inteligencia artificial. Pero habrá que esperar para conocer las verdaderas capacidades de las nuevas GPU de Intel, y hasta qué punto se involucra la industria TI con este desarrollo.