Primeros pasos para la construcción de una red de datos lunar

  • Infraestructura

Lunar Pathfinder Satellite

La compañía británica SSTL acaba de anunciar la creación del proyecto Lunar Pathfinder, con el que pretende crear un vehículo espacial que servirá como punto de interconexión para transmitir datos hacia y desde la luna. Así pretenden dar asistencia a las futuras misiones que lanzarán organizaciones como la NASA o la ESA, con las que pretenden conquistar finalmente el satélite terrestre.

Las principales potencias del mundo están planteándose de nuevo y muy seriamente reconquistar la luna, no solo llevando hombres a su superficie, sino estableciendo una presencia humana constante. Este reto es más factible ahora que a mediados del siglo pasado, pero en la era digital será necesario contar con una infraestructura capaz de transmitir datos entre la tierra y la luna.

Actualmente, la NASA está preparando su próximo “Proyecto Artemis”, con el que pretende llegar de nuevo a la luna para el año 2024 y establecer puestos permanentes en su suelo y en su órbita para el año 2028. Pero todavía no han hablado nada sobre la infraestructura auxiliar que requerirá este ambicioso plan. Pero ahora podrán contar con el apoyo de la empresa británica de satélites SSTL (Surrey Satellite Technology Ltd.), que ha lanzado su proyecto “Lunar Pathfinder”.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Este consiste en el lanzamiento de una nave espacial diseñada para actuar como punto de enlace entre La Tierra y La Luna, proporcionando un servicio similar al que la NASA tiene en Marte, y que emplean para comunicarse con los equipos y sondas que operan en la superficie y la órbita del planeta rojo. En un primer paso, SSTL quiere situar un satélite en una órbita elíptica alrededor de La Luna, que servirá para las primeras transmisiones.

Y se ha planteado que, aunque SSTL financiará el coste del equipo y de su puesta en órbita, han anunciado que contarán con un contrato de servicios comerciales con la Agencia Espacial Europea (ESA), que podría extenderse a otras agencias similares. Según comentó Phil Brownnett, director de SSTL, “Lunar Pathfinder será el primer servicio comercial que abordará la necesidad de transmisión de datos alrededor de la Luna, y no solo demostrará una idea comercial innovadora, sino que esperamos que también estimule el mercado lunar emergente”.

Añadió que “al ser pioneros en una solución comercial y un modelo de prestación de servicios en órbita lunar, SSTL y ESA están abriendo la puerta para proporcionar servicios al sistema solar y contribuir al progreso científico de la exploración del espacio profundo”. Se espera que la nave esté operativa para finales de 2022, cuando se postulará como una alternativa más viable y barata para las comunicaciones directas entre La Tierra y La Luna

Junto a las iniciativas de redes de datos satelitales que ya están en marcha y los planes de varias compañías de establecer centros de datos en órbita, cabe esperar que Lunar Pathfinder acabe formando parte de una nueva generación de redes de datos interplanetarias. En una primera etapa, esta misión de SSTL estará muy centrada en las comunicaciones Tierra-Luna, pero cabe esperar que en el futuro sirva como punto de partida para una nueva generación de sistemas de comunicaciones empleados para fines científicos en el espacio, y para dar apoyo a la exploración espacial que vendrá en las próximas décadas.