Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de Servicios de Equipamiento de Red vuelve al crecimiento

  • Infraestructura

SDN Redes

Tras cinco años de contracción constante, el año pasado el mercado de Servicios de Equipamiento de Red cambió de signo con un ligero crecimiento, debido a los nuevos despliegues y al aumento de demanda de servicios de consultoría. Y se espera que en los próximos cinco años continúe esta tendencia, que permitirá lograr unos ingresos de 46.000 millones de dólares para 2024.

Los analistas de Dell’Oro Group acaban de publicar un informe sobre el estado del mercado de Servicios de Equipamiento de Red (NE), que muestra un ligero crecimiento en 2019, después de cinco años de descenso en la demanda de servicios. Según su opinión, esto supone el inicio de un cambio de rumbo que tendrá como resultado un crecimiento más o menos sostenido hasta 2024, para cuando esperan que se alcancen unos ingresos de 46.000 millones de dólares en todo el mundo.

La mejoría se debe a que ha aumentado la demanda de servicios de despliegue de red y de servicios de consultoría por parte de los clientes empresariales, que ha podido compensar la caída constante de los servicios administrados. En opinión de los expertos, dado el avance que se está produciendo en las tecnologías y arquitecturas de red, cada vez más sofisticadas y automatizadas, el mercado seguirá creciendo en estos años, aunque los proveedores se enfrentarán a ciertos desafíos a corto plazo.

Por el momento, se espera que los servicios administrados sigan teniendo una presencia importante en el mercado general a corto plazo, debido a que los proveedores continuarán cerrando contratos que no resultan rentables y son poco estratégicos. Pero al mismo tiempo los analistas se muestran optimistas sobre el papel que tendrá este tipo de servicios en el futuro, precisamente por ese aumento de complejidad y por las necesidades de automatización para lograr un mantenimiento proactivo y una reducción de las alertas, que generan grandes costes.

Además, aunque el trabajo de planificar, construir, operar y mantener las redes y los equipos seguirá siendo una parte fundamental del mercado de servicios en el futuro, los expertos no creen que llegue a convertirse en el principal motor de ingresos. Porque, aunque seguirá haciendo falta instalar hardware de nueva generación y expandir la cobertura de las redes, a la vez que reducir el número de capas de red para tener menos complejidad, esta seguirá aumentando a causa de la mayor sofisticación de las redes, que están cada vez más diversificadas.

Por ello, los proveedores se enfocarán en incorporar conceptos como las redes definidas por software (SDN), la virtualización de funciones de red (NFV), IoT o servicios 5G en tiempo real, a la vez que comienzan a explorar las nuevas arquitecturas de red basadas en estándares abiertos como Open RAN. Esto hará que la oferta de los proveedores de Servicios NE sea más sofisticada y variada, con una cantidad mucho mayor de software y con más opciones de consultoría. Finalmente, Dell’Oro Group destaca que los tres principales proveedores de este mercado seguirán siendo Huawei, Ericsson y Nokia, que el año pasado acaparan el 75% de todo el mercado, y que probablemente seguirán manteniendo o, incluso, incrementando su cuota.