Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La tecnología sanitaria es cada vez más interoperable

  • Infraestructura

UVD_Robot

A raíz de la pandemia se ha acelerado la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías de apoyo a la atención sanitaria, y también están cobrando importancia conceptos como el de la interoperabilidad. Según los expertos, la capacidad de los dispositivos de comunicarse entre sí se va a convertir en una característica clave en la industria, y generará un mercado floreciente hasta, al menos, 2024.

La transformación digital en la industria de atención sanitaria avanza con más rapidez desde la llegada de la pandemia, y los proveedores de tecnología están progresando mucho en el desarrollo de dispositivos, software y sistemas para este campo. Estos son cada vez más inteligentes, versátiles y capaces de conectarse entre sí para compartir datos y analizarlos, proporcionando información valiosa y a tiempo real para mejorar el diagnóstico y la atención a los pacientes, así como para realizar un mejor seguimiento de sus problemas médicos.

Se trata de un concepto basado en IoT, pero muy enfocado al sector de la salud, donde es vital conocer al momento los datos de los pacientes, para poder aplicar los tratamientos cuando corresponde, mejorando su estado. Esto hace que la interoperabilidad de los dispositivos de diagnóstico, monitorización y aplicación de tratamientos sea un factor cada vez más importante, ya que unos sistemas bien coordinados y automatizado pueden realizar tareas sin la intervención constante de los sanitarios, acelerando los procesos y mejorando la calidad de la atención.

Esta nueva realidad queda constatada en el estudio Global Healthcare Interoperability Market, Forecast to 2024, publicado por Frost & Sullivan, en el que se analiza la creciente importancia de esta interoperabilidad, y cómo esta característica constituye la base para todo un mercado incipiente de tecnología para la salud. Según su análisis, esto se ha convertido en un factor clave dentro de las aplicaciones de TI en el campo de la salud (HIT), y este mercado va a crecer especialmente en los países donde los estándares HIT están más desarrollados y mejor regulados, con unas estimaciones de crecimiento de casi dos dígitos. En general, los analistas de F&S esperan que el mercado de interoperabilidad en la atención médica crezca a una CAGR del 13,8% a 5 años, pasando de unos 4.170 millones de dólares en 2019 a unos 7.960 millones en 2024.

Como explica Koustav Chatterjee, analista principal de Transformational Health en Frost & Sullivan, “con la llegada de unos modelos de entrega innovadores y un enfoque cambiante en la atención basada en el valor, la demanda de sistemas interoperables continuará creciendo. Adicionalmente, la capacidad para lograr la conectividad de dispositivos médicos en todo el sistema de atención será fundamental. La integración en tiempo real de datos precisos generados por el paciente con aplicaciones y sistemas conectados en una plataforma de control central que utiliza algoritmos cognitivos para automatizar la coordinación de la atención y personalizar la intervención será una ventaja competitiva clave durante y después de COVID-19”.

En cuanto a los productos que forman parte de este mercado, Chatterjee destaca que la interoperabilidad de datos y la analítica serán las categorías dominantes en el mercado global de interoperabilidad de datos para la atención médica. Y sus pronósticos son que estos dos segmentos de soluciones representarán el 90% de los ingresos de este mercado durante los años que abarca este estudio. También señala que “la integración de la interfaz del programa de aplicación (API) es el tercer segmento de soluciones más importante que contribuirá a los ingresos del mercado global, seguido por la limpieza de datos, la integración de datos y la integración de aplicaciones”.