El mercado de tabletas y Chromebooks no dejará de crecer en 2021

  • Infraestructura

hombre con tableta

Desde principios de año se ha visto que el mercado de tabletas y ordenadores Chromebooks todavía tenía muchas posibilidades de crecimiento, y ahora los expertos auguran que en todo 2021 mostrará un crecimiento continuo. Aunque a largo plazo las perspectivas son más negativas, una vez que el mercado se sature, por ahora los fabricantes podrán beneficiarse de la oleada de renovación que ha impulsado la educación digitalizada y, en menor medida, el trabajo remoto.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Cómo elegir una base de datos para tus aplicaciones móviles Leer 

A lo largo del año pasado el mercado de tabletas siguió una inesperada senda de crecimiento, impulsada por la necesidad de las empresas, las escuelas y los consumidores de contar con un dispositivo conectado. Así, el teletrabajo, el estudio remoto y el ocio digital se convirtieron en grandes motores de ventas, una tendencia que ha continuado durante lo que llevamos de 2021, aunque con mucha más calma.

Según las últimas previsiones recogidas en el rastreador trimestral de dispositivos de computación personal, de IDC, se prevé que este año el mercado de tabletas crecerá todavía un 1,8% con respecto al año pasado, lo que se traduciría en un volumen global de tabletas de unos 166.5 millones de unidades. En el caso de los Chromebooks las cifras so muy superiores, ya que IDC pronostica un aumento de ventas del 33,5%, pudiendo alcanzar unos 43,4 millones de unidades en todo 2021, un nivel que los fabricantes e impulsores de esta categoría de equipos ligeros ni siquiera podían imaginar antes de la pandemia.

Anuroopa Nataraj, analista de investigación de los rastreadores de movilidad y dispositivos de consumo, en IDC, comenta que “las ventas de tabletas y Chromebooks se expandieron enormemente en 2020 debido a una demanda sin precedentes de soluciones de aprendizaje y trabajo remotos. Este año, la necesidad de dispositivos asequibles pero versátiles para soluciones híbridas de trabajo y aprendizaje será primordial y esto continuará impulsando la demanda de estos dispositivos”.

Aunque explica que la demanda a más largo plazo irá decayendo. En su opinión, “más allá de 2021, ambas categorías seguirán teniendo problemas, ya que se espera que disminuya la demanda del sector de la educación y de los consumidores. Con la relajación de las restricciones de bloqueo, los consumidores comenzarán a aumentar el gasto en viajes y otros modos de entretenimiento, lo que a su vez afectará el crecimiento de estos dispositivos”.

Por su parte, Jitesh Ubrani, gerente de investigación de los rastreadores de movilidad y dispositivos de consumo, en IDC, explica que queda por delante una segunda mitad de 2021 plagada de oportunidades para ambos mercados. Afirma que “los Chromebook están demostrando rápidamente su utilidad en los lugares de trabajo y, aunque no suplantarán a Windows y Mac en estas configuraciones, se espera que proporcionen competencia, especialmente en las funciones laborales donde el alto rendimiento y el soporte heredado no son una prioridad”. Y cree que, en la categoría de tabletas, los modelos desmontables seguirán impulsando el mercado, “ya que estos dispositivos son más parecidos que nunca a un PC, tanto desde la perspectiva del hardware como del software”.