Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aplican la inteligencia artificial al control aéreo

  • Inteligencia Artificial

aviones

La empresa española Indra acaba de lanzar un sistema de automatización pensado para las torres de control de los aeropuertos, basado en inteligencia artificial. Esta solución proporciona a los controladores aéreos asistencia e información, puede realizar ciertos trabajos de forma automática, garantizando los niveles de seguridad y fiabilidad que se requiere en este trabajo.

La idea que propone Indra con su nueva solución no es automatizar el control aéreo, algo a día de hoy imposible por cuestiones de seguridad y legislación, sino mejorar las condiciones de trabajo en las torres de control. En estos entornos el personal debe manejar constantemente gran cantidad de información sobre los innumerables aviones que aterrizan y despegan, y el trabajo con todos esos datos recae en las personas, que se ven sometidas a elevados niveles de estrés.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Para ayudar en este trabajo, Indra ha desarrollado un sistema capaz de encargarse de ciertos procesos críticos sin que los trabajadores tengan que intervenir, para el que emplean la inteligencia artificial. Concretamente, se centrarán en los eventos de despegue y aterrizaje, que es donde intervienen más datos sobre las aeronaves, la climatología y las condiciones del aeropuerto. Y esperan que en el futuro esta tecnología pueda ampliar sus funciones, permitiendo una mayor automatización de torres de control secundarias o de aeródromos.

Según han dicho los responsables de este proyecto, “Indra supera la filosofía de los actuales sistemas de torre remota, centrados en replicar la experiencia de la torre física, y se adentra en un nuevo paradigma operativo, en el que la inteligencia artificial trabaja mano a mano con las personas”. Esto se ha logrado mediante un sistema de aprendizaje automático entrenado mediante tecnología de visión artificial, que permite identificar objetos, situaciones potenciales y patrones en base al análisis de imágenes por ordenador, empleando una IA.

Además, este avance contempla la instalación de nuevas cámaras 4K, sistemas de captación de imágenes nocturnas con iluminación auxiliar y un buen número de sistemas externos de apoyo. Juntando esto con las muchas fuentes de información que hay en los aeropuertos, el sistema es capaz de detectar posibles problemas en la configuración de los aviones para emitir avisos a los controladores. Esto incluye los trenes de aterrizaje o los flaps, sistemas que pueden sufrir problemas cuya detección es vital para evitar accidentes.

También será capaz de identificar objetos o animales que puedan acercarse a la trayectoria de las aeronaves, dificultando el tránsito y poniendo en peligro las vidas de los pasajeros. Esto ayudará a evitar problemas como los recientemente sufridos en el aeropuerto madrileño de Barajas por el vuelo no autorizado de un dron, que obligó al cese de las operaciones. Pero también a evitar posibles colisiones con aves o con personas que se encuentren en las pistas, y que puedan ser arrolladas por los aviones o los demás vehículos que se desplazan por ellas.