Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 85% de los bancos implementará inteligencia artificial para finales de 2020

  • Inteligencia Artificial

Inteligencia artificial_4

La inteligencia artificial se ha convertido en una tecnología fundamental para las empresas del sector BFSI, que están apresurándose para no quedarse atrás en este avance tecnológico. Según la última investigación de IDC, para finales de año el 85% de los bancos habrá incorporado de alguna forma la IA para agilizar sus procesos y conocer mejor a sus clientes.

En un reciente encuentro en Dubai, los representantes de IDC comentaron los avances digitales que están impactando más en la industria financiera y bancaria de la región. Señalaron que el año pasado las empresas de este sector gastaron 12.680 millones de dólares en TIC, solo en la región de Oriente Medio y África, y se prevé que esta cifra siga creciendo a una CAGR del 4,7% hasta 2023, cuando podría alcanzar 15.240 millones de dólares.

Este gasto tiene como objetivo modernizar la capacidad de las empresas de la región para hacer frente a los nuevos retos digitales que afrontan los bancos y demás empresas dedicadas a las finanzas. Según dijo Nagia El Emary, consultora senior de IDC para Oriente Medio y África, “la industria bancaria y financiera depende cada vez más de las tecnologías digitales emergentes para atraer y retener clientes. La magnitud de los productos y servicios de tecnología financiera (fintech) en el mercado actual es asombrosa”.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Y señaló que “las instituciones financieras están adoptando cada vez más las tecnologías de tercera plataforma y los aceleradores de innovación como la nube, la movilidad y la inteligencia artificial (IA) para aumentar sus tasas de penetración en el mercado, mejorar la satisfacción del cliente a través de la prestación de servicios personalizados y agilizar las operaciones para reducir costos y maximizar la eficiencia”.Y quiso enfatizar que esto es solo el comienzo, ya que estas tecnologías se han convertido en una parte integrante e inseparable del propio sector.

La nube es una de las tendencias clave para el desarrollo de la banca digital y las fintech, y desde luego no solo en la región de Medio Oriente y África. Según las investigaciones de IDC, para el año 2024 el 80% de todos los bancos del mundo comprarán e integrarán soluciones Fintech de los mercados e la nube, lo que les está llevando a explorar todas las tecnologías relacionadas para no quedarse atrás con respecto a la competencia.

Y lo mismo sucede con la inteligencia artificial, pero a un ritmo más acelerado, ya que tienen aplicaciones casi inmediatas para estas empresas en multitud de campos. En opinión de los expertos de la consultora, la industria BFSI se encuentra en plena explosión del uso de la IA, y solo para finales de este año esperan que el 85% los bancos ya habrán implementado aplicaciones de inteligencia artificial. Los principales usos a los que se destinará este año esta tecnología serán la mejora de la toma de decisiones basadas en datos y la automatización de procesos corporativos de conocimiento del cliente.

Esto permitirá a los bancos reducir de forma drástica el tiempo que les lleva aprobar las inscripciones de nuevas cuentas corporativas, ya que la IA permite nuevos niveles de automatización en el análisis de las características de los clientes, del riesgo que tienen asociado y de la viabilidad de aprobar la creación de cuentas y las operaciones con ellos. Por otro lado, IDC pronostica que para 2023 el 40% de las aseguradoras de todo el mundo habrá automatizado los procesos de reclamaciones de sus clientes a través de la inteligencia artificial y las interfaces conversacionales, mejorando los tiempos de respuesta, la eficiencia y la personalización de la atención al cliente en este campo.