Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las organizaciones continúan invirtiendo en inteligencia artificial, a pesar de la crisis

  • Inteligencia Artificial

inteligencia artificial IA

A pesar de las dificultades que enfrenta la economía global, las empresas están apostando con fuerza por ciertas tecnologías como la inteligencia artificial, con el fin de modernizar su negocio. Las estimaciones de los expertos son que este año lo ingresos mundiales del mercado de IA aumentarán un 12,3% con respecto a 2019, un crecimiento que podría mantenerse en el futuro.

La pandemia ha generado una situación muy desafiante para la gran parte de las empresas en todo el mundo, y ha causado un fuerte descenso en muchos mercados tecnológicos. Pero en el caso de la inteligencia artificial su influencia no ha sido tan perniciosa, ya que este año, según las estimaciones de IDC, se espera que el mercado de IA, incluyendo software, hardware y servicios, crecerá un 12,3% interanual, alcanzando unos ingresos de unos 156.500 millones de dólares.

Esto supone una relajación del crecimiento de los últimos años, ya que antes de la pandemia se esperaba un aumento mayor para este año. Pero los expertos creen que las inversiones en IA se recuperarán rápidamente, y que podrían crecer a una tasa interanual compuesta (CAGR) de 5 años del 17,1%, lo que permitiría rebasar la barrera de los 300.000 millones de dólares para el año 2024. En este tiempo el principal generador de ingresos será el software, que actualmente ya representa el 80% del total. Sobre todo, las aplicaciones de IA propiamente dichas, que este año proporcionarán unos 120.400 millones de dólares. En segundo lugar, estarán las plataformas de software de IA, que generarán unos 4.300 millones de dólares en ingresos.

Según IDC, los segmentos más grandes del mercado serán las aplicaciones CRM AI y las aplicaciones ERM AI, que tendrán una participación del 20% y del 17%, respectivamente. Y otros segmentos importantes serán la aplicación de IA a la gestión y el flujo de trabajo de contenidos, las aplicaciones de producción y las colaborativas. Cabe destacar que, a pesar de que el software seguirá dominando absolutamente el mercado, será el segmento que menos crecerá en los próximos cinco años (16,7%).

Como explica Ritu Jyoti, vicepresidente del programa de Investigación de Inteligencia Artificial de IDC, “el papel de las aplicaciones de IA en las empresas está evolucionando rápidamente. Está transformando la forma en que sus clientes compran, sus proveedores entregan y sus competidores. Las aplicaciones de IA continúan a la vanguardia de las iniciativas de transformación digital (DX), impulsando tanto la innovación como la mejora a las operaciones comerciales”. Y, ante el creciente interés de los clientes por las aplicaciones CRM AI, añade que “Customer Experience (CX) es la nueva marca. Los proveedores líderes de CRM están impulsando la intersección de CRM y CX, que ayudan a desarrollar estrategias que mejoran la experiencia de sus clientes y empleados con su negocio”.

Más allá del software, la segunda categoría más importante del mercado general de IA es la de servicios, que este año alcanzará unos ingresos de 18.400 millones de dólares, creciendo un 13% con respecto al año pasado. Y, dentro de esta categoría, los servicios de IT basados en IA son los dominantes, ya que este año acapararán un 80% de todos los ingresos, dejando el resto de este segmento en manos de la categoría de AI Business Services.

Para Jennifer Hamel, gerente de investigación de servicios de análisis y automatización inteligente, “la pandemia ha interrumpido el impulso del crecimiento del mercado de servicios de inteligencia artificial en casi todas las regiones. Sin embargo, la demanda empresarial de capacidades de inteligencia artificial para apoyar la capacidad de recuperación empresarial y aumentar la productividad humana mantendrá una expansión de dos dígitos en 2020, incluso cuando otros proyectos discrecionales experimentan retrasos”.

Finalmente, la categoría de hardware para IA (combinando servidores y almacenamiento), genera unos ingresos de 13.400 millones de dólares en 2020, mostrando un crecimiento interanual del 10.3%, muy inferior al 33,4% del período 2018-2019. Dentro de este gran segmento, se prevé que el almacenamiento para IA crecerá un 11,4%, mientras que el de servidores para IA lo hará a una tasa del 10,1%, siendo esta categoría la dominante, con un 80% del total de ingresos por hardware para inteligencia artificial. A pesar de la caída de ventas del segmento de hardware para IA este año, los analistas de IDC pronostican que en 2021 las ventas volverán a crecer con fuerza (35,5%), especialmente en el almacenamiento especializado para IA, que podría crecer a una tasa interanual del 43,1%.

En opinión de Amita Potnis, directora de investigación de Infraestructura Empresarial en IDC, “si bien el mercado general ha experimentado una desaceleración debido a la pandemia de la COVID-19, las inversiones en infraestructura de inteligencia artificial y analítica continuarán, y tal vez aumentarán, en industrias específicas como las ciencias de la vida, cuidado de la salud y medios y entretenimiento. El almacenamiento verá un mayor crecimiento que los servidores debido a la nueva generación de datos, junto con los volúmenes de datos existentes, que serán seleccionados para admitir modelos de IA con una mayor adopción de sistemas de archivos paralelos de alto rendimiento y almacenes de objetos All-flash”.

Mientras tanto, como explica Peter Rutten, director de investigación de infraestructura empresarial en IDC, “se espera que el mercado de servidores de IA regrese a su trayectoria de crecimiento anterior en 2021, pero dado que Estados Unidos no tiene la pandemia bajo control, el crecimiento de 2021 en Estados Unidos será menor que en China y Europa occidental”.