Crean el primer consorcio español de Inteligencia artificial

  • Inteligencia Artificial

GMV Inteligencia Artificial

Las empresas Repsol, Navantia, Técnicas Reunidas, Gestamp, Telefónica y Microsoft han creado el nuevo consorcio IndesIA, cuyo propósito es impulsar el desarrollo de la inteligencia artificial en el sector industrial de España y, posteriormente, en Europa. Sus integrantes, entre los que se cuentan otras instituciones tecnológicas del país, colaborarán para expandir el uso de la IA en el sector industrial español, incluyendo a empresas de todos los tamaños.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Por qué las plataformas de edge cloud complementan el enfoque multi-cloud Leer 

Se acaba de anunciar la creación del primer consorcio español de economía de datos e inteligencia artificial, denomina do IndesIA, que tiene como principal objetivo impulsar el desarrollo de la inteligencia artificial y su aplicación en el sector industrial español. Este proyecto ha sido iniciado por las empresas Repsol, Técnicas Reunidas, Gestamp, Telefónica, Navantia y Microsoft, pero engloba a otras organizaciones como el Centro Vasco de Inteligencia Artificial (BAIC), que proporcionan su experiencia en el campo de la IA, todas con el propósito de situar a España en una posición de liderazgo en este campo tecnológico tan importante para el futuro de la economía.

Según han explicado en su comunicado oficial, ya hay una lista de unas 100 empresas interesadas en unirse a esta iniciativa, en busca de una forma de acelerar la transformación digital aprovechando las tecnologías más avanzadas de datos e inteligencia artificial. Este consorcio nace como respuesta a los grandes retos que enfrentan las empresas industriales en España, como la necesidad de ser más competitivos a través de la automatización y la optimización de procesos industriales. Y también otras necesidades como la de mejorar la sostenibilidad aumentando la eficiencia energética, desarrollar nuevos materiales que generen un menor impacto ambiental  y acercarse cada vez más hacia el concepto de economía circular.

Otro de los objetivos del consorcio IndesIA es dinamizar el mercado laboral y cerrar la brecha de talento en las profesiones STEM, lo que permitirá romper con la escasez de profesionales cualificados en nuevas tecnologías de gran impacto, como es la inteligencia artificial. Para lograr estos objetivos, el consorcio se centrará en unos ámbitos de actuación concretos, que son identificar los casos de uso de la IA en la industria, crear los mecanismos que permitirán acelerar el desarrollo de tecnologías de big data e IA, facilitando el acceso a los recursos técnicos y económicos necesarios.

Además, los miembros de IndesIA tratarán de cultivar un ecosistema de startups, centros tecnológicos y universidades especializadas en la investigación y desarrollo de tecnologías de IA para el sector industrial. También de impulsar la creación de una plataforma de datos industrial interoperable a gran escala, lo que promoverá el desarrollo y consumo de soluciones basadas en la IA dentro del sector.

Asimismo, los miembros del consorcio tratarán de formalizar acuerdos para facilitar el acceso a las tecnologías vinculadas a la IA en el sector industrial, como son Internet of Things, la nube, la supercomputación, la informática cuántica o la computación perimetral. Y, finalmente, van a crear una Escuela de Datos e Inteligencia Artificial para reunir a los profesionales del sector industrial especializados en datos y analítica, creando programas de formación que permitan desarrollar el talento en IA, así como la diversidad, la igualdad de género y la creación de nuevas generaciones de profesionales especializados en carreras STEM.

Hasta ahora, los miembros del consorcio IndesIA destacan que existen 60 usos claramente identificables para la IA y la analítica de datos en las empresas industriales, que pueden impulsar los resultados comerciales en cinco subsectores clave, que son la energía, las telecomunicaciones, la industria automotriz, la naval y las empresas de ingeniería, aunque hay otros sectores que están avanzando en este mismo camino. Como principales representantes de España en estas áreas, las empresas que han creado esta iniciativa perseguirán activamente el desarrollo de tecnologías, talento y casos de uso para llevar a las empresas del país al nivel necesario para afrontar los retos del futuro.

Pero, además, buscarán formas de crear y fortalecer sinergias entre estos sectores tan importantes para la economía, pensando en casos de uso de la IA que tiene muchas similitudes entre empresas de diferentes ámbitos, y que puestos en común pueden beneficiar a todos. Por ejemplo, en el mantenimiento predictivo de equipos, la optimización de la planificación de producción, la logística inteligente, el desarrollo de plantas de producción autónomas, la optimización del consumo energético, el desarrollo de gemelos digitales, la automatización de procesos industriales, la mejora de la calidad y el desarrollo de nuevos materiales.

Todas estas iniciativas se llevarán a cabo dentro del marco regulatorio europeo, que garantiza a privacidad, la protección de los datos y de la propiedad intelectual, poniendo especial atención en la seguridad de los datos utilizados por la inteligencia artificial para n violar los derechos de los ciudadanos. Porque la IA se alimenta de información, y en la industria también se manejan datos de personas ajenas a las empresas, con el fin de conectar más todos los eslabones de la cadena de suministro.

Además, el consorcio trabajará en colaboración con universidades y otros centros de formación para fomentar el desarrollo de talento y para fortalecer la relación entre los ámbitos de estudio y las empresas del sector industrial. Esto permitirá ir cerrando la brecha de talento que afecta a muchos sectores del país, donde los nuevos trabajadores que llegan al mercado laboral carecen de las habilidades necesarias para desenvolverse en profesiones cada vez más vinculadas a la tecnología. Y esto es especialmente importante en el campo de la inteligencia artificial, donde este gap es especialmente grande.