Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las organizaciones del sector público deberían adoptar tecnologías multicloud

  • Negocios

nube cloud

Según la opinión de un grupo de expertos, el sector público debería apostar por una arquitectura cloud basada en múltiples nubes. De esta forma, dado el volumen de los contratos de las administraciones con los servicios en la nube, evitarían fomentar aún más el oligopolio que se está formando en este mercado, que está dominado por un puñado de corporaciones internacionales.

En un reciente informe elaborado por la Internet Economy Foundation y la consultora Roland Berger, denominado “Innovación y seguridad a través de la diversidad”, se insta a los gobiernos a tomar medidas para evitar que siga avanzando la situación de oligopolio del mercado de servicios en la nube. Esto está generando una situación de “bloqueo de proveedores”, que impide a los pequeños jugadores ser competitivos en el mercado, ya que se ven opacados por la gran presencia de los grandes proveedores del sector, como AWS, Google Cloud, Microsoft o Alibaba Cloud.

Como recomendación, los expertos solicitan a las organizaciones del sector público que adopten estrategias multicloud de cara a la contratación de servicios de TI, que sirva como una suerte de “freno” a la consolidación de un mercado cada vez más dominado por un puñado de empresas. Dado que las administraciones públicas tienen el potencial de cerrar grandes contratos de servicios en la nube, adoptar esta línea de acción servirá como incentivo para potenciar una mayor diversificación del mercado de computación en la nube, donde diferentes proveedores puedan competir en mejores condiciones.

Las recomendaciones que se incluyen en este informe abarcan la creación de cláusulas de adquisición de TI que garanticen la implementación de servicios interoperables que peritan la portabilidad de cargas de trabajo entre diferentes plataformas en la nube de forma sencilla y transparente. Y se considera que esta estrategia es fundamental para proteger a las organizaciones de usuarios finales frente a los riesgos que tiene apostar por un único proveedor.

Además, sus autores afirman que “La monopolización similar a la que hemos presenciado en los mercados de sistemas operativos, comercio electrónico y motores de búsqueda es una amenaza real. Sin embargo, en el sector de la nube, eso supondría un golpe fatal para la diversidad del mercado y la competencia. Los clientes tendrían menos ofertas para elegir. Además, la falta de competencia ahogaría la innovación y erosionaría el valor financiero”.

Y otro de los riesgos que traería una mayor consolidación del mercado de la nube es el de que se produzca un bloqueo de proveedores, y los gobiernos pueden hacer mucho para evitar esta situación, ya que tienen el potencial de crear unas condiciones de mercado que dificulten los temidos monopolios, especialmente en un sector que tiene un gran impacto en la sociedad, los negocios y la función pública.

Y no solo insta a predicar con el ejemplo, sino a realizar una tarea legislativa que imponga una serie de reglas para las contrataciones públicas de servicios en la nube y de cara a las adquisiciones de TI. Citando el texto del informe, “El sector público es en sí mismo un cliente importante para los servicios de computación en la nube. En esta capacidad, las administraciones públicas deben respaldar una cartera de nube equilibrada como parte de una estrategia de nube múltiple. En otras palabras, deben obtener la solución de nube más adecuada para cada área de tarea individual”. Además, señala que “Las estrategias de múltiples nubes agudizan la competencia entre diferentes jugadores de computación en la nube y ayudan a evitar que las compañías individuales dominen el mercado”.

El informe también aborda la creación de unas condiciones que permitan mantener el negocio de los proveedores más modestos, que también pueden aportar mucho a los enfoques de múltiples nubes. Concretamente, afirma que “Los estándares de seguridad uniformes permitirían a los proveedores de computación en la nube más pequeños, en particular, vender sus productos a través de las fronteras en toda Europa. La introducción de estándares comunes de la industria en la computación en la nube también facilitaría a los clientes combinar los servicios de diferentes proveedores o llevar sus datos con ellos al cambiar de proveedor”.

En este sentido, Clarck Parsons, director gerente de la IEF, señaló que estas medidas servirían para salvaguardar la competitividad en el mercado, y que es fundamental que los gobiernos intervengan ahora. Porque, en su opinión, “Aunque el mercado de la computación en la nube está en auge, ya existe un peligro real de que su nivel de infraestructura se monopolice pronto. Pero los legisladores aún tienen tiempo para actuar, tanto como reguladores como clientes del sector público, porque el poder de mercado de los proveedores individuales aún no está tan concentrado como en otros mercados”.