Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de banca y valores contendrá el gasto tecnológico este año

  • Negocios

Huawei Transformacion banca digital 1

Como consecuencia de la inestabilidad económica que ha causado la pandemia las empresas del sector bancario van a reducir su gasto en TI en un 4,7% en 2020. Esto afectará especialmente a los ordenadores y dispositivos móviles, cuya demanda ha descendido en lo que va de año, pero los expertos creen que en 2021 la industria volverá a recuperar sus tendencias de inversión en tecnología.

La crisis sanitaria global ha generado una gran incertidumbre económica que ha afectado a la mayoría de industrias, que se han visto obligadas a contener el máximo los gastos, entre ellos los destinados a la tecnología. Un ejemplo son las empresas del sector bancario y de valores, que este año reducirán el gasto en TI en un 4,7% con respecto al año pasado, hasta unos 514.000 millones de dólares. Y esto se notará especialmente en la compra de ordenadores personales y dispositivos móviles, ya que las organizaciones de la industria reducirán un 12,1% el gasto en estas partidas, y también en los sistemas para centros de datos.

Como explica Jeff Casey, analista director senior de Gartner, la pandemia “no solo ha causado incertidumbre en la industria bancaria y de valores este año, sino también un cambio definido en la forma en que los clientes deben interactuar con sus instituciones financieras. Estas empresas continúan respondiendo a las necesidades emergentes de los clientes en medio del cierre económico en curso y la disminución del apoyo gubernamental”.

En un principio, la respuesta de la industria ha sido en forma de acciones operativas para implementar el trabajo remoto, respondiendo a las necesidades crediticias, la educación en canales digitales y tranquilizando a los inversores ante la incertidumbre general. Y los expertos señalan que los canales de servicio al cliente se han visto sometidos a un estrés adicional, y los bancos han respondido rápidamente ajustando la capacidad tanto en los canales de autoservicio como en los de servicio con personal.

Además, explican que durante las primeras etapas de la pandemia los bancos han centrado su gasto en cuatro áreas clave, que son las operaciones, la cadena de suministro, los ingresos y la mano de obra. El primer punto responde a la necesidad de asegurar un acceso continuo a los servicios básicos, el segundo trata de abordar las necesidades emergentes de los socios y clientes, el tercero para garantizar la continuidad del negocio y el cuarto para apoyar las iniciativas de trabajo remoto.

El informe de Gartner incluye un pronóstico más positivo para 2021, para cuando esperan un crecimiento del 6,6% en el gasto TI de las empresas de banca y valores. Como explica Casey, “con una mejor comprensión del impacto de COVID-19, los bancos y las firmas de valores ahora están acelerando las iniciativas de automatización, como los chatbots de cara al cliente, la automatización de procesos robóticos (RPA) y las soluciones de origen de cuentas de un extremo a otro”. Y añade que “también se centran en rediseñar las estructuras organizativas y los flujos de trabajo y en cambiar las prioridades de las iniciativas de modernización”.