Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ventajas del teletrabajo e implementación de mejoras

  • Puesto de trabajo

teletrabajo1

El trabajo en remoto masivo tras la pandemia de la COVID-19 ha cambiado la forma de relacionarnos entre compañeros de trabajo, hábitos, costumbres y horarios. En general, el trabajador ha ganado en confort, pero hay algunos aspectos que deben mejorar durante los próximos meses. Así se refleja en el último informe de IT Research.

Entre los aspectos positivos del teletrabajo se encuentra la reducción de los costes de desplazamiento del trabajador, tanto en términos económicos como de tiempo, y el hecho de que empleador ya no tiene que abonar ningún complemento de desplazamiento a su trabajador. La empresa tampoco necesita contar con una infraestructura física para que el empleado realice su actividad, o al menos no precisa disponer de un espacio para todos los trabajadores en plantilla. 

El último informe de IT Research, Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente, recoge, entre otros, qué beneficios valora más el trabajador de esta forma de trabajar. Además de las anteriores, es altamente valorado que se pueda llegar a una mejor conciliación de la vida familiar con la actividad laboral. Además, trabajar desde casa, en un ambiente mucho más cómodo y relajado, suele implicar un aumento de productividad, lo que supone mejoras salariales para el empleado y mayor rentabilidad para el empleador. Sin embargo, hay algún contra. Los horarios laborales se han visto alterados con el teletrabajo.

Informe IT Trends - Teletrabajo 2020, el futuro se hace presente

Un 61% de los encuestados por IT Research considera que ha trabajado más en esta situación, mientras que solo un 4% señala haberlo hecho en menor medida por la necesidad de conciliar la vida familiar. Un 35% destaca haberlo hecho de una forma más flexible.

Desde otra perspectiva, el tiempo de teletrabajo y la necesidad de utilizar nuevas herramientas ha servido a un 69% de los participantes en la encuesta para adquirir nuevas habilidades para desarrollar su tarea. Pero también ha sido clave la formación recibida por la empresa: un 74% apunta que estaban bien formados para el trabajo en remoto. La gestión de aplicaciones, la ciberseguridad y la gestión del tiempo son las principales áreas en las que los trabajadores han sido formados para desempeñar su actividad en remoto.