Las empresas españolas se apoyan en sus managers para guiar la digitalización

  • Puesto de trabajo

Trabajadores 3

Gran parte de las empresas españolas están llevando a cabo la digitalización basándose en las habilidades y actitud de sus trabajadores, en especial de los puestos de más responsabilidad en cada área. Según los expertos, esto nace de la percepción que tienen las organizaciones sobre el grado de digitalización del área de gestión del talento, y se ve reforzado por el gran progreso que se ha realizado en la transformación digital desde 2019.

Recomendados: 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

Se acaba de publicar el II Barómetro de Digitalización de la gestión del talento, un informe realizado por el hub The Key Talent, la escuela de negocio ICADE, la Universidad de Deusto y la Universitat Ramon Llull, que refleja la situación actual en torno a la digitalización de esta área en las empresas de España. La principal conclusión que destacan los investigadores es que uno de los pilares y motores de la digitalización de las empresas en este país es que los trabajadores estén capacitados, especialmente los mánager y los trabajadores de mayor relevancia en cada área.

Según este estudio, el 46% de las organizaciones se muestran muy confiadas en las capacidades de sus líderes para guiar el proceso de transformación digital. Mientras tanto, un 22% cree que no están preparados, y otro 32% reconoce desconocer las habilidades de sus líderes para abordar el desafío de la digitalización. Al mismo tiempo, un 46% de las empresas que forman parte de este estudio, consideran que el área de gestión de talento en su organización está bastante (34%) o muy digitalizada (10%). 

Aunque los expertos se muestran algo reacios a seguir esta corriente de optimismo, lo cierto es que las cifras han aumentado un 19% con respecto a las obtenidas en la anterior edición de esta investigación. José Luis Gugel, socio director de The Key Talent, comenta que “la pandemia ha puesto de manifiesto que la digitalización de las compañías ha dejado de ser una opción y se ha convertido en una prioridad. Las empresas de nuestro país deben verlo como una oportunidad para que los departamentos de recursos humanos evolucionen también sus metodologías para gestionar el talento y trabajar los conocimientos y las competencias digitales de aquellos llamados a liderar la transformación interna de la empresa”.

En su opinión, el futuro del área de gestión de talento y personal está en el uso de herramientas tecnológicas y digitales en combinación con el componente humano fundamental que se requiere en el trato con las personas y la gestión del talento. En este sentido, Pedro César Martínez Morán, director del Máster en Recursos Humanos de ICADE Business School, comenta que “el estudio muestra la tendencia ascendente de la digitalización de la gestión del talento en España y de la transformación que han sufrido las empresas debido a la COVID-19”. 

Señala que a raíz de esta complicada situación, los managers se presentan como agentes de cambio, y destaca que “las empresas utilizan redes sociales para atraer talento, y empiezan a utilizar HR analytics para el desarrollo del talento de sus empleados”. Además, señala que los factores más importantes en cuanto a la digitalización de los procesos de gestión del talento son la capacidad de ahorrar tiempos (38%), la reducción de costes (20%) y, en menor medida, otros criterios objetivos relacionados con la gestión (19%).

Otro de los aspectos contemplados en este informe es cómo el teletrabajo ha influido en el área de gestión del talento en las empresas españolas, y la investigación revela que el 29% de las empresas ha implementado el teletrabajo en más de tres cuartas partes de su plantilla. Esto es un avance considerable, pero lo que más destaca es que a raíz de la crisis sanitaria y el confinamiento, el porcentaje de empresas que tienen políticas de teletrabajo para toda su plantilla ha pasado del 10% en 2019 al 29% en 2020.

Para un 29% de las empresa esto implica una serie de dificultades, aparte de los beneficios. Por ejemplo, el 34% de los encuestados alaba las grandes mejoras en la conciliación laboral y familiar, y para un 29% se ahorra mucho tiempo en el desplazamiento al lugar de trabajo. Por otro lado, un cuarto de las empresas opina que la implementación del teletrabajo genera problemas relacionados con la organización y el desempeño de los grupos de trabajo. 

Otro punto clave en la gestión del talento es el equilibrio entre el desarrollo interno y la contratación. Para Fernando Díez, profesor y Director de la OTRI de la Universidad de Deusto, “en los últimos años se habla de la importancia de atraer talento, pero no nos podemos olvidar de la formación y la promoción interna, fundamental para el desarrollo y la retención del talento interno. Muchas veces en la empresa no se conocen los nuevos conocimientos o competencias que tienen sus propios empleados. La investigación nos dice que hay camino por recorrer”.

Los principales problemas que detectan los expertos en la forma de seleccionar el talento externo están en la falta de métricas y metodologías para evaluar los requisitos de un puesto vacante, lo que eleva el índice de error al contratar personal nuevo, ya que no se tiene verdaderamente claro cuál es el perfil más apropiado para el puesto. Esto se relaciona con el dato de que un 69% de las empresa no utiliza técnicas de analítica predictiva para identificar las variables de desempeño del puesto.

En cuanto al talento interno, un 52% de las empresas todavía no cuenta con una plataforma tecnológica dedicada a conocer, gestionar y fomentar las habilidades y capacidades de sus trabajadores, tanto en materias digitales como en otros campos. Esto se debe a que la mayoría de las empresas (más del 70%), se siente cómoda y satisfecha con las herramientas que emplean actualmente para atraer y seleccionar talento. Pero esto no encaja perfectamente con la realidad, ya que el índice de fracasos en iniciativas de digitalización se pueden vincular a problemas y carencias de talento que comienzan en la selección de nuevo personal, pero que tiene sus raíces en procesos deficientes para conocer la realidad del talento interno, de los requisitos que impone la digitalización de cara al futuro. 

Esto pone trabas al fomento del talento interno y al establecimiento de políticas de contratación basadas en las necesidades reales, presentes y futuras. Y los expertos creen que se deben emplear más fuentes de información para atraer talento y para conocer mejor los perfiles de cada potencial trabajador. Como señala Susana del Cerro, profesora de la Universidad Ramon Llull, un tercio de las empresa emplean las redes sociales profesionales como uno de los principales medios de captación de talento.

Los expertos opinan que uno de los procesos de gestión de talento donde más potencial tiene el uso de las redes sociales, ya sean generalistas o enfocadas al mercado laboral, es el de la selección de nuevos trabajadores. En el último año más de un 50% de las organizaciones ha utilizado información provenientes de redes sociales, y solo un 15% afirma que apenas las usa en sus procesos de selección, un porcentaje que podrí ser realmente menor, ya que los profesionales de recursos humanos suelen recurrir a estos medios para tener más información sobre los candidatos en sus procesos de selección, sobre todo en caso de duda entre varios.