Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las PYMEs europeas están expuestas a brechas de datos

  • Seguridad

GMV Ciberseguridad 2

Un reciente estudio de Kaspersky muestra que en lo que va de 2019 una cuarta parte de las pequeñas y medianas empresas ha sufrido una brecha de datos. Esto da una medida de los riesgos cibernéticos a los que se enfrentan las PYMEs en nuestra región, algo que puede tener un fuerte impacto en sus negocios, incluso más grave que en el caso de las grandes empresas.

La investigación realizada por los expertos de seguridad de Kaspersky lab muestran que en la primera mitad de año un 25% de las pequeñas y medianas empresas europeas, con 50 empleados o menos, ha sufrido una brecha de datos en lo que va de año. Esto resulta preocupante, ya que una cuarta parte de los negocios de este tamaño, que representan a la mayoría de empresas de la región, está desprotegida frente a los ataques cibernéticos. Porque en sus ajustados presupuestos muchas veces no se incluye una partida lo suficientemente abultada como para garantizar la seguridad de sus sistemas.

Y esto puede tener un impacto directo en los negocios y en la economía general, y que en países como España gran parte de ella depende de las PYMEs. Según la encuesta realizada por Kaspersky, en general, las brechas de datos y el número de empresas afectadas está aumentando peligrosamente cada año. Aunque el porcentaje de grandes empresas afectadas por brechas de datos es de un 50%, el problema de las PYMEs también es preocupante, ya que está incrementándose con rapidez.

Y uno de los motivos de esta preocupación es que un 20% de las empresas pequeñas suelen usar productos de consumo para el trabajo, que generalmente no ofrecen la protección cibernética de los de categoría empresarial. Por ejemplo, la protección para servidores o la gestión de seguridad centralizada.

Para enfrentarse a estos riesgos, además de recurrir a software adecuado a las necesidades empresariales, los expertos recomiendan a las PYMEs enseñar a los empleados las mejores prácticas de seguridad en relación al correo electrónico o la navegación web. También es importante enseñar al personal cómo se debe trabajar con los datos confidenciales y los sistemas de autenticación digital, así como a la mejor forma de interactuar con terceras partes sin poner en riesgo la seguridad. Y, por último, realizar copias de seguridad periódicas y protegerlas adecuadamente.