Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los consumidores demandan más personalización en los productos de la salud

  • Software y Apps

doctor, medicina, salud, sanidad

El progreso de la digitalización está haciendo que los consumidores se acostumbren a una serie de tecnologías y a determinadas formas de interacción digital, cada vez más personalizadas. Esto ha modificado sus expectativas sobre otros productos tradicionalmente no digitalizados, como los de la industria sanitaria, para los que demandan una mayor personalización, y los fabricantes están tratando de adaptarse.

La industria de la salud y la atención sanitaria está evolucionando mucho a través de la transformación digital, y fruto de ello están surgiendo nuevos dispositivos y servicios vinculados a lo digital, que permiten desde la monitorización a distancia al tratamiento automatizado de los pacientes, dentro y fuera de los hospitales y centros de atención primaria. Esto ayuda en numerosos casos, especialmente en aquellos pacientes que requieren un seguimiento constante, como los aquejados de cardiopatías, diabetes y otros casos de alto riesgo.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La industria de tecnologías para la salud está comenzando a lanzar nuevos productos que permiten vigilar a distancia ciertas condiciones físicas, como el pulso y la tensión, los niveles de oxígeno en sangre y otras variables. Asimismo, otros aparatos de uso personal como los kits de control de la diabetes, los respiradores y los dispositivos de alerta para emergencias médicas pueden ofrecer nuevas capacidades digitales, conectándose a aplicaciones y a plataformas de control de la salud.

Pero muchas de estas tecnologías todavía se encuentran en fase de desarrollo, y los modelos actuales se pueden considerar desfasados, incluso muchos de los más nuevos, ya que su conectividad y sus capacidades digitales son muy básicas. En estos tiempos, los consumidores comienzan a ver un importante retraso en estos ámbitos, mientras que tecnologías como la de las aplicaciones y dispositivos móviles ya son de uso común, incluso entre las personas mayores, tradicionalmente menos duchas en el manejo de las nuevas tecnologías.

Según estudios de especialistas en la industria, como el realizado por los expertos de Dassault Systèmes y CITE Research, muestran que el 87% de las personas en regiones como Estados Unidos, China o Europa demandan capacidades digitales modernas, que permitan un mayor nivel de personalización. Esto tiene mucho sentido, y hasta sería beneficioso para la industria, ya que tratamiento los personalizados ayudan al enfermo y economizan recursos como los medicamentos, ya que los tratamientos pueden ser ajustados de forma dinámica según sea necesario.

Y los expertos señalan que, avanzando un poco más hacia el futuro, se podrá llevar a cabo una sinergia entre el nuevo ecosistema digital de la salud y el hogar conectado, integrando tecnologías, servicios y capacidades de comunicación para mejorar la atención sanitaria en los casos más vitales, como es el de las personas con enfermedades terminales, los ancianos o cualquier otro caso que requiera supervisión y tratamiento constantes.