Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La innovación en los videojuegos hace crecer el consumo de la cloud

  • Vídeos

El cloud gaming ha resultado ser un importante aliado en el desarrollo de la nube. Su naturaleza streaming, que permite jugar sin soporte físico, es clave en esta relación.

Recomendados: 

El impacto económico de cloud networking Leer 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar ondemand

El cloud gaming, que permite a los jugadores disfrutar de un videojuego sin necesidad de un soporte físico, ha terminado por ser un importante aliado en la innovación de la infraestructura y el desarrollo nativos de la nube. Ya sea porque la ingente cantidad de personas conectadas a los mismos recursos fuerza la mejora de la tecnología o por el impacto directo del mercado sobre la evolución de los gemelos digitales y la realidad virtual, lo cierto es que el ocio digital ofrece muchísimo más a cloud de lo que podría parecer en primera instancia. 
 
Una jugosa relación que la consultora Forrester ha querido destacar en su última investigación resaltando tres puntos clave: 
 
1. Tener a millones de jugadores conectados a los mismos recursos cloud en tiempo real fuerza la evolución de las redes de entrega de contenido y las opciones de hardware a través de esta tecnología, lo que acaba por tener un impacto en las opciones disponibles para el desarrollo nativo de la nube.
 
2. Los desarrolladores han podido acelerar la evolución y la entrega utilizando componentes precompilados, como motores de juegos y ofertas en la nube alineadas verticalmente. Esto, a su vez, les permite crear circuitos de retroalimentación más estrictos y utilizar la telemetría en tiempo real para influir en el desarrollo. Las mismas estrategias de innovación se pueden usar en las aplicaciones empresariales.
 
3. La industria de los videojuegos adopta y mejora constantemente las tecnologías con las que otras industrias todavía están experimentando. Desde reducir la barrera de desarrollo de la realidad virtual hasta impulsar a los gemelos digitales a escala global, los juegos están varios años por delante de la mayoría de las empresas.