Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tecnología inmersiva para reinventar el ecommerce

  • Vídeos

La nueva ola de comercio digital impulsa a casi dos tercios de las principales marcas de consumo a invertir en experiencias inmersivas.

Recomendados: 

La era de la conectividad Webinar

Automatización con Inteligencia Artificial, la clave del éxito de RPA Leer 

Los consumidores se encuentran en un punto de inflexión para las experiencias de inmersión en el comercio digital, según una nueva investigación global publicada por Accenture. El informe revela que las tecnologías inmersivas, como la realidad virtual y aumentada o el contenido 3D, pueden mejorar la confianza de compra de los consumidores y aumentar las ventas en línea.

Basado en una encuesta a más de 3000 consumidores en Norteamérica, Europa y Asia-Pacífico, el texto señala que el impacto reciente de COVID-19 ha cambiado drásticamente el comportamiento del consumidor, y que los compradores ahora adoptan nuevas tecnologías inmersivas relacionadas con las compras online. De hecho, el 47% de los encuestados aseguró que estas tecnologías le hacen a uno sentirse conectado con los productos.

El informe sugiere que a medida que las empresas aumentan su enfoque en estas tecnologías (el 64% de las marcas de consumo líderes están comenzando a invertir en realidad aumentada, realidad virtual, contenido 3D y video de 360 grados), deberían cambiar su pensamiento de invertir en experiencias únicas para impulsar la escala y la eficiencia de la compra. De hecho, la investigación descubrió que las experiencias inmersivas pueden aumentar la confianza del consumidor en una compra en línea en un 4% a nivel mundial (un 9% en América del Norte).

“El momento de reinventar el comercio digital es ahora, ya que los consumidores están listos para una evolución de la experiencia de compra online, especialmente a raíz del COVID-19”, dijo Rori Duboff, directora general de estrategia e innovación de Accenture Interactive. "Las marcas deben comprender cómo esta aceleración de la tecnología inmersiva puede ayudar a impulsar el negocio".

La investigación cuenta asimismo cómo los consumidores están listos para una experiencia de compra en línea renovada. Así, casi la mitad (47%) de ellos afirmó que pagarían más por un producto personalizado a través de estas tecnologías. Unos clientes abiertos a comprar más artículos caros, como automóviles y artículos de lujo, bajo este nuevo prisma. No en vano, tres de cada cinco (61%) aseguraron que serían más propensos a comprar una marca que utiliza esta fórmula.

El informe indica igualmente que el 48% de los consumidores recordaría mejor una marca que involucre regularmente las tecnologías inmersivas, mientras que el 47% cree que es probable que interactúen con un producto que utiliza estas herramientas digitales si proporciona recomendaciones personalizadas para satisfacer sus necesidades.

“A diferencia de cualquier otra cosa en el comercio digital, las experiencias inmersivas brindan accesibilidad y tangibilidad”, dijo Duboff. "Cuando unos pocos clics te permiten ver un bolso de diseñador en 3D o una vista de 360 ° de una escapada a la cima de una montaña, y la realidad aumentada te permite ver si un color de lápiz labial funciona con tu tono de piel, estás mucho más cerca de experimentar la verdad sobre el producto".