Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los operadores de telecomunicaciones necesitan mejorar las redes en zonas rurales

  • Infraestructura

proyecto rural Castilla y León- Telefónica

Con el aumento del teletrabajo y del consumo de servicios digitales las redes de telecomunicaciones están más saturadas que nunca, y este problema es mayor en las zonas rurales. Por ello, los proveedores de telecomunicaciones se enfrentan a la necesidad de mejorar sus infraestructuras periféricas de acceso a Internet, ya que la situación que está generando la pandemia podría tener consecuencias más allá del corto plazo.

Aunque una vez superada la crisis del coronavirus la mayoría de empresas reintegrarán a sus empleados a sus puestos de trabajo habituales, el teletrabajo ya ha mostrado sus beneficios para las organizaciones. Según los expertos, esto impulsará la adopción del trabajo remoto en empresas y sectores que hasta ahora no lo consideraban seriamente, o donde esta estrategia se reducía a unos pocos empleados. Esto contribuirá al avance de la transformación digital, pero a su vez tendrá consecuencias en el sector de las telecomunicaciones.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Desde el comienzo de la crisis del coronavirus el incremento en el uso de servicios digitales, tanto personales como empresariales, ha puesto a prueba la estabilidad y las capacidades de las redes de datos. Cerca de los principales nodos de telecomunicaciones del país ya se han experimentado problemas, pero estos son mucho mayores en las zonas rurales, donde las infraestructuras subyacentes están sufriendo una carga proporcionalmente mayor.

De hecho, según la Asociación Nacional de Operadores Locales de Telecomunicaciones (AOTEC), el consumo de Internet a través de las redes de fibra óptica FTTH en las poblaciones medianas y pequeñas ha aumentado un 40% desde el inicio de esta crisis. Los expertos dicen que los fines de semana la saturación es mayor, y que lo días laborales los problemas se concentran sobre todo en las horas pico, sobre todo en la franja nocturna. Relacionan este problema con que en las zonas rurales el sector primario sigue en funcionamiento para garantizar el suministro, consumiendo más ancho de banda de las redes.

Pero el consumo de datos está creciendo también en las horas valle, en las que se ha registrado un aumento de hasta el 30% en algunas poblaciones de tamaño pequeño y mediano. Esto se atribuye al teletrabajo y al aumento del uso de plataformas de estudio telemático, junto con el consumo de servicios de streaming. Esta situación no es una generalidad en todas las zonas rurales, pero en las horas pico los datos sí corroboran la saturación de las redes, con un tráfico que en ciertos puntos ha aumentado hasta un 55%.

Los representantes de la industria de telecomunicaciones dicen que hasta ahora no han tenido problemas, a pesar de que ciertos sectores han denunciado problemas de latencia en el acceso a servicios digitales e, incluso, caídas. Y la propia AOTEC recomienda a los usuarios y clientes empresariales hacer un uso responsable de las redes, lo que da una muestra de que no sienten tanta confianza en la solidez de sus infraestructuras. Esto, sumado a las iniciativas que está promoviendo la propia Unión Europea, ponen de relieve que los operadores de telecomunicaciones, al menos en España, deberían acometer una mejora de las redes, especialmente en los puntos más débiles, como son las zonas rurales y aquellos posibles focos de digitalización en lugares remotos, por ejemplo, en los vinculados a la digitalización del sector primario.