Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Enfoque para el cambio a digital en 2019, Juan Juan, DXC Technology

  • Opinión

Juan Juan, CTO Sur de Europa DXC TEchnology

En el 2019 organizaciones y empresas emprenderán objetivos digitales ambiciosos (Digital business moonshots).

Otras recomendaciones de DXC Technology para construir un entorno digital:

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Aplicaciones ágiles y experiencias digitales 

Si las empresas tradicionales desean crecer hacia el negocio digital necesariamente deberán apostar y comprometerse con una estrategia digital unificada, lejos de estrategias “bimodales” que no garantizan convergencia y generan competencia por los escasos recursos con talento para la necesaria transformación digital.

En el 2019 las empresas, las grandes en particular, tomaran mayor número de decisiones en la línea de una estrategia digital unificada. Podemos esperar una avalancha de innovación en negocio, por la tecnología aplicada a nuevos negocios y a existentes, arriesgando nuevos modelos acordes con la necesidad digital del negocio. Sin embargo, es posible que el grado de madurez de la infraestructura – necesaria para soportar determinadas innovaciones de negocio – no sea suficiente y por un mal resultado inicial pueda pensarse que la decisión sobre la iniciativa fue errónea.

Es relevante, además de identificar la innovación, asegurar el tiempo de puesta en producción coordinado con la madurez de los fundamentos tecnológicos necesarios en cada organización. Es importante la disciplina en la formulación y prueba de los nuevos modelos de negocio, así como la capacidad de contar con los factores cruciales en el éxito de todo negocio – el talento adecuado, el presupuesto, el liderazgo, la capacidad de ejecución, la cultura de cambio y la gestión constante de expectativas.

Estos factores, que han existido siempre y que a menudo se han minusvalorado en empresas tradicionales, ahora cobran una relevancia extrema y obligan a decisiones críticas:

-          ¿Cuál es el margen de seguridad apropiado para tomar una decisión de riesgo sobre una iniciativa con nueva tecnología, considerando todas las variables anteriores junto el nivel de exposición al fracaso?

-          ¿Es posible abordar una iniciativa con solvencia?

 

Con la manera de pensar convencional será muy difícil no quedar bloqueado ante las preguntas anteriores y, la proposición bimodal no aportará soluciones correctas ya que la decisión deberá contemplar el todo de la organización.

La valentía, que no la irresponsabilidad, de tomar decisiones contemplando el resultado a largo plazo, aun cuando pueda haber disrupciones en el negocio a corto plazo, marcará la diferencia de la verdadera transformación hacia el negocio digital de una empresa. Sobre todo, porque esa valentía se pone a prueba en cómo se comunica la decisión, cómo se gestiona el cambio en los afectados por la decisión y en cómo se flexibilizan de manera ágil las subsecuentes decisiones alineadas con la obtención del resultado ambicionado. La toma de la decisión y la elaboración de la estrategia con su dificultad es tal vez la parte más fácil del proceso.

El factor más relevante en una organización para gestionar el cambio es convertirse en una “organización que aprende” (learning organization). Una “learning organization” es una organización hábil en crear, adquirir y transferir conocimiento, en modificar su comportamiento en respuesta al conocimiento adquirido y sus implicaciones.

En la situación de la economía actual, con el alto grado de interdependencia por la abundancia informativa, que elimina las fronteras entre competidores, no queda alternativa, las empresas deben aprender lo que digital significa para la velocidad del cambio y a reformular, cuando no abandonar, viejos, aunque exitosos, modelos de negocio.

Siempre sin perder de vista las respuestas a tres preguntas sobre cualquier iniciativa de aprendizaje y cambio continuo: ¿Para qué cambiamos? ¿Cómo gestionaremos el cambio? ¿Cómo mediremos el resultado?

“Learning organizations” cultivan cinco actividades cuidadosamente: sistemática en la solución de problemas, experimentación de nuevos enfoques, incorporación de lo aprendido, emulación de las buenas prácticas y rápida y eficiente transmisión del conocimiento a toda la organización.

Transformarse a digital implica poner soluciones tecnológicas a las cinco actividades anteriores y forzar la adopción de esas soluciones.

-          Desde cualquier dispositivo (IoT) y las plataformas necesarias para concentrar y actuar sobre los datos que esos dispositivos generan.

-          Por la necesidad de procesar en local y en la nube los datos para la toma de decisiones descentralizada pero coordinada.

-          Concediendo la garantía de privacidad y derechos necesaria en la transparencia al compartir conocimiento que, en su contexto, lleva la esencia intelectual y de identidad de los actores que lo producen.

-          Permitiendo a las empresas prescindir progresivamente de la acumulación de información en centros de datos propios por las garantías necesarias y suficientes que proporcionan los sistemas de nube pública de proceso.

-          Alcanzando el éxito por la Inteligencia Artificial en obtener claridad en el tratamiento de la información y la creación de conocimiento.

 

Estas soluciones y convertirse en una “learning organization” serán las tendencias principales para el 2019.

 

Autor: Juan Juan, CTO Sur de Europa, DXC Technology