Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

15 tendencias digitales emergentes en el sector de la Salud

  • Vídeos

La predicción, la prevención, la personalización y la participación son las características más notables de la evolución tecnológica del sector de la Salud.

Píldoras inteligentes, análisis clínicos en remoto, impresión de órganos en 3D y diagnósticos más certeros gracias a la inteligencia artificial. La revolución del sector de la Salud es ya una realidad. Así lo aseguró Juan Luis Moreno, socio y director de Innovación de The Valley, en la presentación del informe El paciente digital que tuvo lugar en The Place, el hub de conocimiento situado en Madrid. 

El texto recoge 15 tendencias emergentes en el sector de la Salud que prefiguran un cambio de rol en el paciente del futuro, quien será un individuo mucho más activo y conocedor de su propio estado. Una transformación calificada por Juan Luis Moreno como "de las 4P: Predictiva, Preventiva, Personalizada y Participativa". "Se trata de un nuevo modelo sanitario individualizado, transversal y global, con monitorización en tiempo real, y con un paciente que no deja de generar datos creadores de su propio registro", agregó.

Estas son las 15 grandes tendencias en sector Salud:

1. Autoconocimiento: El objetivo es que el paciente pueda tener disponible en todo momento sus análisis y exámenes de salud para así pasar de una medicina curativa a una medicina preventiva, personalizada y adaptada a cada persona. 

2. Autodiagnóstico: Internet se une a la lista de herramientas para el autodiagnóstico y la prevención de enfermedades. Tendremos analíticas en remoto, un sujetador detector de cáncer de mama o varios dispositivos con sensores capaces de analizar las constantes vitales. Estas herramientas facilitan al médico o profesional sanitario un diagnóstico más rápido y preciso.

3. Redes de apoyo: Se crearán comunidades de pacientes similares a los grupos de chat o wassap que funcionarán, según Moreno, como "puntos de encuentro entre personas con la misma enfermedad, de modo que puedan compartir experiencias, apoyo o conocimiento". "Asimismo", continuó, "ya podemos hablar de mHealth, o sea, de nuevas aplicaciones móviles que reducirán los costes para el paciente, además de generar medicina preventiva y gestionar enfermedades crónicas".

4. Profesional sanitario: La idea de "salud bajo demanda" es ya una realidad, con aplicaciones que ofrecen plataformas de chat online y video-consulta médica 24 horas. Con ellas se pueden pedir médicos especializados a domicilio.

5. Farmacia digital: "Gracias al Big Data podremos saber qué medicinas son las mejores para nosotros", afirmó el ponente. Existirán los productos para la salud en marketplaces online que serán recibidos en la puerta de casa.  

6. Hospital inteligente: Los hospitales más innovadores serán aquellos que utilicen la tecnología 5G para transmitir datos en tiempo real y poder realizar operaciones en remoto. "Esta tecnología reducirá la latencia y permitirá realizar esas operaciones a distancia", afirmó el director de Inteligencia de The Valley. "Serán centros donde los wearables, la realidad aumentada y los robots convivirán con nosotros con normalidad", sentenció. 

7. Intervenciones: Los asistentes robóticos y los simuladores de realidad aumentada permitirán a los cirujanos simular las intervenciones con el fin de mejorar los procedimientos quirúrgicos. Además, los robots ayudarán a compensar las posibles limitaciones que puedan tener los médicos en ciertas actuaciones, hasta llegar a tal punto que, en el hospital del futuro, será posible simular una operación con un doctor que no está presente en la misma habitación.

8. Implantes: Entre las tecnologías de implantes destacan los materiales bio implantables, como hidrogeles y elastómeros, que servirán para crear piel artificial o imitar redes nerviosas y vasos sanguíneos. También los materiales biodegradables (polímeros, cristales líquidos y tejidos biológico). Así como la impresión 3D, que permitirá, entre otras cosas, crear tejidos y órganos (bioprinting), prótesis, implantes y modelos anatómicos.

9. Medicina no invasiva: Los sensores ingeribles o los mini robots inteligentes harán posible el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento más fácil y menos invasivo de las patologías. Por ejemplo, un parche ingerible permitirá transmitir información sobre nuestro intestino a un dispositivo móvil sin necesidad de una colonoscopia. 
 
10. Paciente aumentado: Existen dispositivos robóticos, como trajes biónicos, que sirven para ayudar a las personas con debilidades o parálisis en las extremidades inferiores. También hay exoesqueletos que ayudan a caminar a niños con problemas de movilidad o enfermedades degenerativas.

11. Adherencia a los tratamientos: Proporcionar un seguimiento personalizado y una mayor participación por parte del paciente son algunas de las funciones de las apps diseñadas para acelerar los procesos de recuperación. El espejo inteligente chequeará nuestra salud a través de nuestro reflejo. También se está impulsando el uso de la gamificación para promover un estilo de vida saludable.

12. Monitorización y seguimiento: En línea con la atención personalizada e individual, las tecnologías más disruptivas intentan facilitar la monitorización y seguimiento de las patologías. Mediante diferentes dispositivos wearables inteligentes en la ropa, los pacientes pueden, por ejemplo, controlar su frecuencia cardíaca o detectar la radiación solar absorbida.

13. Terapias: Existen actualmente terapias robóticas que tienen la finalidad de acompañar al paciente en su proceso de rehabilitación. Por ejemplo, ya hay robots cuya función es hacer compañía a las personas mayores. O cojines inteligentes de pelo suave que ayudan a superar la ansiedad y la depresión. 

14. Investigación clínica: "La inteligencia artificial facilitará diagnósticos más certeros y rápidos a través del análisis de grandes volúmenes de datos que nos ayudarán a prevenir futuras enfermedades", comentó Juan Luis Moreno. Y es que los nuevos softwares facilitan la recopilación de datos, mejoran la atención al paciente, disminuyen los costes sanitarios y contribuyen a la gestión eficiente de los historiales médicos. 

15. Medicina preventiva: Actualmente se ha comprobado la eficiencia de métodos como el mindfulness en la prevención de enfermedades. Lo que explica el auge reciente de las apps de meditación guiada.

Estas son las tendencias que definen, según Juan Luis Moreno, "a un nuevo tipo de paciente, con más poder de decisión sobre sí mismo". "La relación entre éste y su doctor va a cambiar para siempre", aseveró el ponente, "pues nos hemos adentrado en un nuevo ámbito marcado por tres palabras que explican meridianamente este nuevo trato: empoderamiento, implicación y cuantificación". Tres vocablos que prefiguran el paciente que pronto seremos. Alguien más informado y, por tanto, más libre para elegir por sí mismo lo que mejor le conviene en materia de salud.