Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

'El ADC se necesita siempre, la gran diferencia es cuándo y cómo necesito balancearlo' (VMware)

  • Vídeos

La compra de AVI Networks por parte de VMware hace un año adentra a esta compañía en el mundo de los controladores de entrega de aplicaciones y trae al mercado VMware NSX Advanced Load Balancer.

Los ADC, o controladores de entrega de aplicaciones, son los encargados de administrar, o controlar, el flujo de datos entre los sistemas informáticos y los servicios de aplicaciones, algo imprescindible en un mundo híbrido y as a service. Al mercado de ADC, que crecerá un 6% por ciento anual hasta 2024, se adentró VMware hace casi un año con la compra de AVI Networks. Explica Joaquín Gómez, especialista en NSX de VMware Iberia, que los controladores de entrega de aplicaciones han evolucionado mucho desde los tiempos de los balanceadores de carga. Menciona Joaquín Gómez una primera generación orientada a la disponibilidad hasta el concepto actual, al que VMware se refiere como ADF, o Application Delivery Fabric, que es donde se mueve AVI Networks, rebautizada como NSX Load Balancer ; “compramos la compañía para poder tener una evolución agnóstica y distribución de load balancing en cualquier tipo de entorno servidor virtual o contenedor”.

Hay un reto, explica el ejecutivo de VMware durante la entrevista, en la manera en que los balanceadores se han ido a la nube "porque no se ha hecho de forma escalable”. Los entornos multicloud están llevando a tener que adoptar una nueva aproximación que permita tener un elemento en cada una de las nubes y que “de una manera centralizada se pueda administrar la gestión individual de cada una de las aplicaciones de forma distribuida”; aquí es, según Joaquín Gómez, “donde podemos desde AVI dar un valor diferenciador con otro tipo de soluciones, porque al final estamos intrínsecamente embebidos en diferentes nubes como Google, Amazon, Azure, de forma que desde un concentrador centralizado podemos balancear cualquier aplicación, esté donde esté”.

¿Qué es lo que está impulsando este mercado? ¿Quién necesita un ADC? Responde el ejecutivo de VMware que un ADC se necesita siempre que necesitemos balancear algo, “la gran diferencia es cuándo y cómo necesito balancearlo”. Añade que los impulsores de las ADC en modo multi cloud son fundamentalmente los contenedores, la distribución de aplicaciones en diferentes cloud o la distribución geográfica; “esos son los tres impulsores, junto con el teletrabajo”.

La situación que tenemos de COVID-19 ahora también hace que el uso masivo de las aplicaciones desde casa sea un impulsor importante de la disponibilidad de mis aplicaciones, porque si estoy en casa tengo que poder acceder a la aplicación igualmente, de la misma forma que si estuviera en la oficina, y eso es un elemento importante.

Tras trabajar en la parte de computación, y seguir con el almacenamiento y las redes, “lo último que nos faltaba poner dentro de VMware es provisionar esos servicios en nuestros datacenters o en multicloud y presentárselas al usuario de una forma fácil, disponible y accesible. Y esa es la última milla donde hemos metido el ADC, donde hemos metido a AVI Networks como NSX Load Balancer”.

Sobre los valores diferenciarles de AVI destaca Joaquín Gómez el poder desacoplar quién da el servicio y quién hace el trabajo, así como una API que recoge información sobre el consumo del servicio para poder proveer más infraestructura, o cuánto cobrar a un cliente por el servicio de balanceo “en tiempo real y con analíticas. Y una cosa bastante importante: AVI es un concepto de SaaS, es un concepto de pagar el servicio en función de lo que estoy consumiendo”.

Por otra parte, este controlador de entrega de aplicaciones también pueda añadir una capa de protección, de seguridad. Explica Joaquín Gómez que la solución tiene integrado un Web Application Firewall, o WAF, que para VMware es un iWAF, o WAF Inteligente. Y esto es así porque al tiempo que se gestiona la entrega de aplicaciones, se hace un análisis de la conducta de la aplicación para, si se detecta alguna anomalía, ponerla en cuarentena. Además, se analizan tipos de ataques y se toman medidas frente a ellos. Por ejemplo, si estamos recibiendo un ataque DDoS, “AVI es capaz de hacer dos cosas: provisionar más servicio para poder seguir dando acceso y servicio al usuario, o incluso mover la aplicación a otro sitio de una forma inteligente, pero también de una forma automatizada”.