Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

España, mercado atractivo para las inversiones extranjeras

  • Actualidad

Euro España

Según se desprende del informe Factores Positivos para la Inversión Extranjera en España, presentado recientemente por la asociación de Multinacionales por Marca España, son varios los factores positivos para atraer inversión extranjera, y, entre ellos, destaca el atractivo del mercado español.

A partir de las valoraciones del citado informe, uno de los atributos más claros con que cuenta hoy España es el potencial de crecimiento de su economía. De hecho, la economía española encadena ya cuatro ejercicios de crecimiento (2014-2017), los tres últimos con tasas superiores al 3% y superiores a la media de la UE (3,1% frente a 2,6% en 2017).

El crecimiento de la economía española se ha combinado con la creación de más de 2 millones de empleos, de superávits en cuenta corriente en los últimos 5 años consecutivos, y acompañado de una reducción del déficit público de más de 70.000 millones de euros, y, según el estudio elaborado por el Centro de Desarrollo Internacional de Harvard, España será el país europeo y el cuarto de la OCDE con un mayor crecimiento anual estimado hasta 2025 (3,8% anual).

El sector exterior ha desempeñado un papel clave en la recuperación de la economía española, en la que las exportaciones de bienes y servicios alcanzan récords cada año. En los últimos diez años, la economía española ha aumentado su grado de internacionalización, medido por el porcentaje de exportaciones de bienes y servicios sobre el PIB, en casi 8 puntos, pasando de un porcentaje de un 22,7% en 2009 del PIB, a un 32,9% en la actualidad, tercer mayor incremento de la OCDE entre 2009 y 2016.

España ha sido el único país, entre los grandes de la Unión Económica y Monetaria, que ha mantenido su cuota de mercado en el comercio internacional durante los años de crisis. Asimismo, se sitúa en los puestos de cabeza respecto a la facilidad de acceso a la inversión extranjera; pertenece al grupo de los 10 países con una regulación más abierta, ocupando la novena posición de los 50 países incluidos en las comparativas.

España ha pasado de ser un país receptor neto de inversiones extranjeras directas a casi equilibrar los volúmenes de las inversiones recibidas y emitidas. España cuenta hoy con unas 2.700 empresas inversoras en el exterior, que controlan alrededor de 8.700 filiales, en su mayoría de primer nivel, y con una importante presencia en licitaciones internacionales.

Además de las favorables condiciones de mercado, en cuanto a su tamaño y su apertura, España cuenta con dos importantes activos estratégicos: un grado elevado de estabilidad, tanto económica como sociopolítica, y una ubicación geoestratégica de primer orden.

España constituye un relevante mercado doméstico con fácil acceso a mercados en crecimiento, tanto en Europa como en el continente americano, y ofrece grandes posibilidades como puerta de apertura a otros mercados colindantes gracias a la tracción del sector turístico de todo el mundo.

Un factor adicional de atractivo de España es la lengua. El español es la segunda lengua con más hablantes nativos (436 millones) a nivel mundial. Pero también es la segunda lengua por número de habitantes, la segunda lengua más estudiada del planeta y ocupa igualmente la segunda posición de lengua utilizada de contenidos en internet.