Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los coches conectados abrirán nuevos mercados digitales

  • Actualidad

coche movil

Un estudio reciente muestra que en 2018 habrá 330 millones de vehículos conectados en todo el mundo, y que su número crecerá a una media del 18,7% anual, alcanzando los 775 millones en 2023. La tecnología de conexión directa o mediante aplicaciones abre nuevos mercados digitales para empresas de numerosos sectores, desde la restauración al turismo, pasando por el comercio minorista y las telecomunicaciones.

El informe “Consumer Connected Cars: Telematics, In-Vehicle Apps & Connected Car Commerce 2018-2023”, elaborado por Juniper Research, muestra un panorama muy favorable para el sector de los coches conectados, y también para las empresas que pueden aprovechar esta plataforma para proporcionar sus servicios a los clientes, directamente a sus vehículos. Calcula que 2018 se cerrará con 330 millones de coches particulares conectados en circulación, y que este número crecerá a una tasa promedio anual del 18,7% durante los próximos cinco años. Así, se alcanzaría la cifra de 775 millones en 2023, creando un mercado global de nuevas oportunidades para terceras partes interesadas. En este sentido, el estudio prevé que los fabricantes de este tipo de automóviles abrirán las puertas a que desarrolladores externos puedan acceder a los sistemas de información y entretenimiento de los coches, pudiendo crear servicios personalizados para los conductores.

Según afirman, esto acelerará la expansión de nuevas tecnologías y servicios que aportarán valor a los conductores. Además, esta investigación pronostica que el gasto total en plataformas de comercio electrónico para los vehículos conectados llegará a los 265.000 millones de dólares en 2023, y los expertos de Juniper animan a los fabricantes, operadores de redes y proveedores de servicios a colaborar para construir un nuevo ecosistema tecnológico que abra nuevos mercados digitales para la prestación de servicios al conductor. La consultora recomienda a los fabricantes crear APIs y plataformas de desarrollo que permitan a las empresas interesadas diseñar servicios adaptados a sus automóviles, poniendo foco en que las plataformas de pago son fundamentales para la creación de nuevos e innovadores servicios OEM.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Pero el responsable de la investigación, Sam Barker, opina que nos encontramos en las primeras fases de este nuevo mercado digital, y que no tendrá un peso importante en los próximos cuatro años. Concretamente, dijo que: “Hasta que el mercado obtenga nuevos participantes fuera del ecosistema automotriz, el aumento en las transacciones será impulsado por la conveniencia para el usuario, en lugar de la creación de nuevos servicios por sí mismos. Para el año 2023, esperamos que las transacciones comerciales dentro del vehículo sean menos del 1% de las transacciones móviles y en línea a nivel mundial”.

Este informe también ofrece un pronóstico sobre los asistentes de voz digitales integrados en los automóviles conectados. Afirma que estos sistemas deben tener acceso a las funciones básicas de los vehículos, como el control de climatización, para proporcionar un valor añadido que supere a las herramientas que ya ofrecen los smartphones. Pero este campo las máximas prioridades deben seguir siendo respetar al máximo la protección de los propios datos del vehículo y el mantenimiento de la seguridad en la conducción, minimizando las distracciones.

En cualquier caso, el futuro ecosistema de los vehículos conectados de consumo abrirá las puertas a la prestación de servicios de todo tipo. Dado el tiempo que las personas dedican a los desplazamientos en coche, numerosos sectores encontrarán un mercado muy potente para la prestación de servicios personalizados. Por ejemplo, el turismo, el entretenimiento, las telecomunicaciones, la publicidad o el comercio minorista, entre otros.