Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las 10 tendencias tecnológicas que predominarán en 2019

  • Actualidad

tendencias tecnologia

Durante este año, las tecnologías en las empresas y en el ámbito de consumo evolucionarán integrando más inteligencia en la captación, el análisis, el procesamiento y la transmisión de los datos. Teniendo esto en cuenta, la institución DAMO Academy ha elaborado una lista con las 10 principales tendencias tecnológicas que proliferarán en 2019.

Los ecosistemas digitales avanzan hacia una mayor inteligencia en torno al dato, mejorando procesos en las organizaciones y facilitando la vida de las personas y la prestación de servicios públicos de toda índole. En esta evolución cada vez tiene más influencia la inteligencia artificial y las tecnologías subyacentes que sustentan la generación, la transmisión y el entendimiento de los datos en tiempo real. Durante 2019, la IA continuará permeando en diferentes áreas tecnológicas, y se expandirán las nuevas arquitecturas de red y conceptos emergentes como IoT o Blockchain, que cada vez encuentran más casos de uso válidos. Para dar una idea de lo que nos espera este año, la DAMO Academy, creada por Alibaba, ha elaborado una lista con las 10 principales tendencias tecnológicas que destacarán en 2019:

1 – Crecerá la simulación en tiempo real de ciudades inteligentes

A medida que las ciudades integran nuevas tecnologías digitales para la monitorización de sus infraestructuras y servicios públicos crece la información sobre el propio funcionamiento de la urbe. Con datos sobre el tráfico, el suministro de agua y electricidad, los transportes públicos o la calidad del aire, se está desarrollando una nueva generación de sistemas de simulación que proporcionan una visión holística e inteligente del estado y la actividad en las ciudades. Con esta tecnología, que crecerá a lo largo de 2019, se podrán alcanzar determinadas capacidades predictivas que permitirán tomar decisiones a tiempo real para prevenir incidencias y mejorar la gestión urbana a muchos niveles. Esto se verá especialmente en China, uno de los países más avanzados en la creación e implantación de proyectos de Smart City.

2 – La tecnología AI Speech mostrará su utilidad

Las nuevas interfaces de voz inteligentes comenzarán a expandirse en 2019, proporcionando a las personas nuevas formas de interactuar con las máquinas inteligentes, tanto en las empresas como en los hogares y en las ciudades. Los expertos afirman que este año avanzarán mucho las tecnologías de conversión de texto a voz y el procesamiento del lenguaje natural destinado a la atención a personas y a los asistentes digitales inteligentes. En este sentido, destacan que las aplicaciones más avanzadas de conversión de texto a voz en los dispositivos móviles ya han pasado la prueba de Turing en determinadas conversaciones. Y alertan de que es fundamental crear las reglas que deben regular la industria para evitar el uso indebido del reconocimiento del lenguaje en todos los ámbitos.

3 – Aumentarán los chips especializados en IA

La inteligencia artificial se apoya en las infraestructuras de centros de datos más potentes, y en 2019 los fabricantes continuarán su esfuerzo para crear nuevos modelos de procesadores y de memoria diseñados específicamente para las tareas relacionadas con la IA. Durante 2018 ya se han dado avances en este sentido, y han visto la luz nuevas CPU, GPU y plataformas de almacenamiento especialmente diseñadas para la IA, aunque aún queda mucho trabajo por recorrer. Desde la Academia DAMO señalan que los nuevos casos de uso de inteligencia artificial en numerosos sectores impulsarán el uso de los nuevos procesadores, y de las nuevas memorias 3D como HMB (memoria de alto ancho de banda), que proporcionarán la máxima velocidad de acceso a los datos para los chips dedicados al entrenamiento de la inteligencia artificial. Asimismo, afirman que se desarrollarán aún más los denominados chips neuromórficos, inspirados en el funcionamiento del cerebro humano, en un intento de desbancar la actual supremacía de las GPU en los entornos TI dedicados a la IA.

4 – Las redes neuronales de gran tamaño (GNN) se aplicarán al entrenamiento de máquinas

Se espera que, durante este año, este tipo de redes se aplicarán más a los sistemas de Deep learning para vincular el aprendizaje de extremo a extremo con el razonamiento inductivo. Esto permitiría a los sistemas de aprendizaje profundo abordar problemas como el razonamiento relacional y la explicación, que ahora no son capaces de procesar adecuadamente. Esto se debe a que las GNN pueden funcionar de forma similar a un cerebro humano compuesto por neuronas, lo que nos capacita para alcanzar nuestras capacidades cognitivas, un nivel de comprensión superior y el llamado “sentido común”. Y los científicos quieren incorporar estas tres habilidades en los sistemas de aprendizaje profundo a través de las GNN.

5 – Se reestructurará la arquitectura informática

Las necesidades tecnológicas de las empresas y de los grandes centros de datos están cambiando a medida que progresa la digitalización y se introducen las nuevas tecnologías emergentes, lo que impulsa la diversificación de la infraestructura TI dentro de las instalaciones. En 2019, las nuevas aplicaciones como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y los cada vez más complejos y variados servicios en la nube continuarán impulsando la evolución de la infraestructura TI, en la que proliferarán especialmente las nuevas plataformas especializadas en IA. Esto dará como resultado una mayor integración de la computación heterogénea, combinando las capacidades de chips FPGA, GPU y ASIC, junto con las nuevas tecnologías emergentes de memoria.

6 – Las redes 5G habilitarán nuevas aplicaciones

El ancho de banda inalámbrico comenzará a crecer en 2019 a medida que se vayan desplegando las redes de comunicaciones 5G, incrementando la velocidad de la actual red 4G casi cien veces. Gracias a esto se acelerará el desarrollo de vídeo de ultra alta definición, el nuevo estándar 8K y las tecnologías inmersivas como la realizar virtual y aumentada, que requieren un gran ancho de banda en las redes globales de datos.

La tecnología 5G habilitará el acceso de alta velocidad al creciente parque de dispositivos, tanto en el ámbito de consumo como en las empresas, donde la industria vivirá un gran crecimiento en e número de dispositivos conectados. Además, las redes se irán segmentando en subredes virtuales gobernadas por software, que funcionarán de forma paralela e independiente que se dedicarán a diferentes aplicaciones. Gracias a la baja latencia de las comunicaciones a través de redes 5G se impulsará el desarrollo de nuevas tecnologías cooperativas, la conectividad de los vehículos y el llamado internet industrial.

7 – La identidad digital se convertirá en una segunda tarjeta de identificación

Poco a poco la tecnología biométrica ha ido madurando y los expertos afirman que está lo suficientemente preparada para su aplicación a gran escala. La adopción de sensores 3D está avanzando a marchas forzadas y se están integrando nuevas capacidades biométricas para la identificación de las personas en multitud de ámbitos. Desde DAMO Academy indican que la tecnología biométrica y de detección de vida / anti-spoofing están cambiando la identificación personal. Así, la llamada identidad digital se convertirá en el segundo DNI de los ciudadanos, que servirá para garantizar la seguridad digital y para facilitar el uso de la tecnología y los servicios digitales, facilitando la vida de las personas y agilizando el trabajo en las empresas.

8 – La tecnología de conducción automática se desarrollará de forma más constante

Se ha comprobado que el viejo concepto de vehículo autónomo independiente no da buenos resultados, pero esto no acabará con la idea de la conducción sin piloto. Gracias al avance de los sistemas cooperativos de infraestructura de vehículos se fomentará un nuevo modelo de conducción autónoma centralizado, con el que se podrán controlar los vehículos automatizados de forma conjunta, más inteligente, segura y efectiva. Los expertos pronostican que en ellos próximos dos o tres años se verá un avance significativo e determinados sectores como el transporte y la logística, especialmente en ciertos transportes públicos de ruta fija y en las entregas de mercancía mediante vehículos no tripulados en edificios comerciales y campus.

9 – Se acelerará la comercialización de la tecnología blockchain

La aproximación a la tecnología blockchain está siendo ahora más racional, tras un tiempo de sobrevalorar sus posibilidades. Esto está permitiendo madurar las estrategias de aplicación de las cadenas de bloques en sectores como la banca o las administraciones públicas, y se espera que a partir de este año crezca la implantación de aplicaciones de blockchain con valor comercial. La rápida descentralización de diversas industrias, junto con la llegada de nuevas tecnologías basadas en IoT, conformará una nueva estructura de comunicaciones seguras que acelerará los flujos de trabajo y la coordinación entre los integrantes de redes diversificadas, y no solo en el sector financiero.

Poco a poco se están identificando nuevos casos de uso para el concepto y las tecnologías blockchain, que a partir de este año irán ganando adeptos. Entre ellas las comunicaciones transfronterizas, la financiación de cadenas de suministro, la facturación electrónica y los registros judiciales a prueba de falsificaciones.  Y, a medida que se vaya reconociendo el valor que aportan las cadenas de bloques, los expertos opinan que se acelerará el desarrollo de la arquitectura en capas y del protocolo de cadenas cruzadas, ampliando la infraestructura de blockchain.

10 – Se multiplicarán las tecnologías de seguridad de datos

Tras la llegada de normativas como GDPR y leyes similares en algunos de los países y regiones más desarrolladas, cada vez más gobiernos endurecerán sus regulaciones sobre la seguridad y protección de los datos personales. Esto hará que las empresas inviertan más en la protección y la privacidad de los datos individuales. Mientras las amenazas cibernéticas continúan aumentando, también se desarrollarán ciertos sistemas de protección de datos. Por ejemplo, las tecnologías de trazabilidad de los sistemas, entre las que destacan la marca de agua y la protección activa de datos, incluidos los anti-rastreadores avanzados contra ataques cibernéticos fuertes, que se generalizarán.