Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Alemania se pone en contra del modelo de recopilación de datos de Facebook

  • Gestión del dato

Facebook Instagram

Las malas prácticas de recolección de datos de la red social preocupan cada vez más a la sociedad y a los gobiernos, y las autoridades alemanas han decidido actuar, en una iniciativa que podría trasladarse a otras regiones de nuestro entorno. El organismo oficial de competencia del país ha solicitado una regulación más estricta contra Facebook por aprovechar su posición dominante para recoger datos de sus usuarios sin su consentimiento ni conocimiento.

La protección de datos personales y confidenciales se ha convertido en una preocupación creciente en todas las capas de la sociedad, a medida que avanzamos hacia una mayor digitalización en todos los ámbitos. En este contexto, las empresas que recopilan datos de sus clientes y usuarios de forma masiva, como las redes sociales, están en el punto de mira de las autoridades, porque sus actividades implican el uso de gran cantidad de información confidencial. Y Facebook, sin duda, es la plataforma que más polémica está suscitando, ya que sus malas prácticas de recopilación de datos, tanto propias como de ciertas empresas que operan bajo su paraguas, han generado escándalos de categoría mundial. Desde el escándalo por las actividades fraudulentas cometidas por Cambridge Analytica y sus asociados a su participación en otras manipulaciones de procesos democráticos, pasando por las diversas brechas de seguridad que han puesto en peligro los datos de millones de usuarios, esta empresa está ganando enemigos entre numerosos gobiernos y organizaciones.

Entre hechos y sospechas, Facebook acumula un gran desprestigio en lo que se refiere a la protección de datos confidenciales, y las autoridades alemanas han decidido ponerle fin. Concretamente, el organismo Federal Cartel Office (FCO), encargado de las cuestiones relativas a la competencia en el país, ha solicitado crear un régimen regulatorio más estricto para vigilar las actividades de Facebook y limitar su capacidad para recopilar datos. Concretamente, sus responsables han dicho que la red social ha abusado de su posición dominante en el mercado para recopilar información sobre sus usuarios sin su conocimiento y sin contar con su consentimiento expreso. Por ello, están decididas a adoptar un enfoque más estricto contra lo que han denominado una “recopilación prácticamente sin restricciones de Facebook y la asignación de datos que no son de Facebook.

El FCO ha afirmado que esta compañía requiere de un consentimiento voluntario de sus usuarios para agrupar los datos recogidos a través de sus diferentes plataformas (Facebook, Instagram y Whatsapp) en un único grupo. Y afirmó que también es imprescindible contar con un permiso para recopilar datos provenientes de sitios de terceros, fuera de sus plataformas. En su comunicado oficial, el FCO dijo que “Si no se concede el consentimiento…Facebook deberá restringir sustancialmente su recopilación y combinación de datos”.

Por su parte, la red social pretende apelar esta decisión porque las acciones del FCO son el resultado de una investigación de tres años, lo que en su opinión sobrepasa el tiempo que se puede dedicar a un caso relacionado con la privacidad de los datos, y aduce que este tipo de procesos son competencia de otros organismos, y no del FCO. En palabras de un representante de la compañía, “Desde 2016, hemos estado en contacto regular con las [autoridades alemanas] y hemos respondido a sus solicitudes. Como lo explicamos públicamente en 2017, no estamos de acuerdo con sus puntos de vista y con la combinación de leyes de protección de datos y leyes antimonopolio, y continuaremos defendiendo nuestra posición”. También afirmó que este organismo está interpretando mal las condiciones que impone la normativa GDPR, y que esto pone en riesgo la estandarización en materia de protección de datos que persigue esta ley. Y señaló que sus actividades persiguen la mejora de la experiencia de sus usuarios mediante publicidad relevante, que ayuda a los anunciantes a medir mejor el éxito de sus campañas y a identificar las cuentas falsas.

Pero el FCO se mantiene firme en su camino, y de lograr su propósito Facebook estaría obligado a lanzar herramientas que garanticen el cumplimiento que exige el organismo alemán en solo cuatro meses. Entre sus alegaciones, Andreas Mundt, presidente del FCO, dijo que la combinación de datos que Facebook está haciendo de sus diferentes plataformas “contribuyó sustancialmente al hecho de que Facebook pudo crear una base de datos única para cada usuario individual y así ganar poder en el mercado”.

Por ahora no se sabe si el gobierno alemán dará luz verde a los planes del FCO, pero de ser así se establecería un importante precedente para acabar con prácticas deshonestas e irrespetuosas con la ley y con los derechos de los ciudadanos europeos, tanto de Facebook como de otras empresas con modelos de negocio similares. Mientras tanto, los usuarios de la región se sienten más descontentos con las políticas de Facebook, y su popularidad está cayendo en picado. De continuar, si la compañía no modifica sus estrategias de negocio basadas en los datos de los usuarios, podría perder capacidad y clientes de forma masiva en los próximos años.