Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los hiperescaladores podrían enfrentarse a nuevas regulaciones

  • Infraestructura

Facebook Datacenter Singapur

Según afirman los expertos del instituto de investigación Uptime Institute, la creciente preocupación de los gobiernos por el poder que están acumulando los grandes operadores hiperescala sobre la sociedad y la economía de sus países los llevará a crear nuevas regulaciones para controlar más firmemente las actividades de estas grandes compañías multinacionales.

A medida que los operadores de centros de datos hiperescala expanden su huella tecnológica por todo el mundo, también se amplía su influencia sobre la economía de los países y sobre su sociedad, tanto por los servicios que prestan como por los puestos de trabajo que generan y por la fiscalidad. Estos y otros factores están generando mucha preocupación en los gobiernos de muchos países, especialmente en los que hay más presencia de estas grandes empresas multinacionales.

En general, la mayoría de gobiernos ven positivamente las inversiones de estas firmas en sus países, pero a su vez les genera cada vez más preocupación el poder que ejercen sobre la economía y la sociedad. Por ello, desde la organización Uptime Institute advierten que se acerca una nueva ola de regulaciones para controlar a nivel estatal las actividades de estas empresas. Dede esta institución afirman que “En los últimos años, los gobiernos consideraron la “Gran TI”, y la adopción generalizada de TI en general, como una fuerza positiva en casi todos los aspectos. La tecnología de la información promueve la innovación, la productividad y un flujo comercial positivo (para algunos), y crea puestos de trabajo, riqueza e inversión en infraestructura”.

Su comunicado continúa diciendo que “Cualquier inconveniente en la privacidad, en el poder de monopolio, en el uso de energía, en las emisiones de carbono, en las prácticas de empleo, o en la evasión de impuestos se ha minimizado en gran medida. Pero el péndulo ha oscilado. Los gigantes de internet en particular, pero muchos otros operadores, pueden esperar un clima más resistente, escéptico y, en ocasiones, helado en los próximos años”.

En esto tiene mucho que ver la garantía de prestación de servicios, y muy especialmente el aspecto fiscal, ya que muchas de estas empresas, sobre todo las más grandes, ganan mucho dinero en los países en los que operan. Pero “sorprendentemente” tienen una carga fiscal muy baja y suelen tributar en otros países, lo que genera una fuga de capital que genera descontento en la población y en ciertos gobiernos. Según dice el informe del Uptime Institute: “Estas regulaciones son necesarias, porque a las grandes empresas de TI que desempeñan roles sociales y económicos clave se les ha otorgado demasiada libertad. Se ha visto afectada la infraestructura local y no existen procedimientos suficientes para garantizar la disponibilidad de los servicios necesarios que brindan”.

En cuanto a los impuestos, ciertos países ya han aplicado o están estudiando la aplicación de nuevos impuestos a los gigantes tecnológicos, para que cumplan con las justas cargas fiscales que sí deben atender las demás empresas que operan en cada país. Además, organismos internacionales como la OCDE o la propia Unión Europea están impulsando iniciativas que persigue incrementar los impuestos que pagan los gigantes de Internet. Y, según los expertos del Uptime Institute, en 2019 se verán más movimientos en este sentido, tanto de organizaciones comerciales como de los gobiernos.