Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El reconocimiento biométrico llega a los aeropuertos españoles

  • Infraestructura

autenticacion biometrica

La identificación inequívoca de personas es vital para mantener la seguridad en infraestructuras críticas de transporte como los aeropuertos, y AENA ha decidido mejorar su eficacia a través de sistemas biométricos. Para ello acaba de lanzar un proyecto piloto que se desarrollará en el aeropuerto de Menorca, y que posteriormente se podría trasladar al resto de ciudades españolas.

Recientemente, AENA ha anunciado que tiene intención de implementar la identificación biométrica en los aeropuertos españoles, y la primera fase será un proyecto piloto que se iniciará en el aeropuerto de Menorca. La finalidad de esta iniciativa es mejorar la seguridad y el servicio al cliente, facilitando su identificación en la zona de embarque y en el propio acceso al avión.

La sistemática será identificarse mediante reconocimiento facial en el momento en que el usuario llega al aeropuerto, ya sea en el mostrador de facturación o a través de un quiosco diseñado a tal efecto. Las autoridades aeroportuarias han afirmado que lo principal es la alta confiabilidad de este sistema, que incluirá una verificación de documentos mediante luz visible, infrarroja y ultravioleta y un procedimiento de reconocimiento facial con detección de prueba de vida.

Una vez que el usuario se ha registrado, la información se envía al gestor de identidades biométricas de AENA a través de un canal cifrado. Tras esto, cuando la persona va al primer control de seguridad antes de la zona de embarque, se toman varias fotografías para contrastarlas con la base de datos. Una vez que se confirma la identidad del usuario, el sistema abre las puertas para permitir el acceso y verifica que solo ha pasado el usuario en cuestión, sin necesidad de que este tenga que enseñar ni su documentación ni su tarjeta de embarque que ya estarán registradas en el sistema.

En la puerta de embarque se seguirá un procedimiento similar, en el que el usuario será identificado y la tarjeta de embarque será confirmada de forma automática, agilizando el acceso de los pasajeros al avión. El objetivo de AENA es mejorar el servicio al cliente acelerando estos procesos, que generalmente retrasan el flujo de viajeros. Pero además esto tendrá un impacto directo en la mejora de la seguridad de los aeropuertos. Y se espera que, tras un período de prueba, este sistema acabe implementándose en todos los aeropuertos del país.