Seis razones para elegir una arquitectura multi cloud para su empresa

  • Infraestructura

multi cloud

Seguir una estrategia multi cloud es tener varios servicios en distintas nubes para distintas actividades. Mientras que una solución puede ofrecer mucho espacio de almacenamiento y rápida potencia de computación, otra solución puede destacar por la seguridad de los datos. Adoptando una arquitectura multi cloud no es necesario elegir entre las dos opciones, sino que se puede seleccionar la nube más apropiada para cada tarea. Las arquitecturas multi cloud permiten la distribución de los datos de manera óptima, disminuyen los fallos a tiempo real y permiten el desarrollo de microservicios además. Todo ello sin parones durante la migración de datos.

La adopción de una arquitectura multi cloud ha pasado de ser una corriente residual a ser la estrategia principal de las empresas más punteras. La mayoría de las compañías empezaron teniendo un solo proveedor que se ajustaba mejor a sus necesidades. Sin embargo, a medida que han ido evolucionando sus objetivos, las empresas han adoptado varios proveedores cloud para aprovechar todas las soluciones que ofrece el mercado. Estas infraestructuras proporcionan una serie de herramientas diseñadas para ayudar a los equipos de desarrolladores.

Las plataformas de nube ofrecen la agilidad necesaria para supervisar la red y desplegar servicios que tradicionalmente se gestionaban in situ o dentro de cada nubes de forma individual. Ofrecen un alto rendimiento, gran velocidad y seguridad. Además ayudan a distribuir los datos de manera óptima, disminuyen los fallos y la redundancia, monitorean y solucionan problemas a tiempo real, posibilitan el desarrollo de microservicios, aumentan la seguridad de forma exponencial y migran los datos sin parar el sistema.

1. Ayudan a distribuir los datos de forma óptima

La distribución adecuada de la carga permite dirigir los datos independientemente del proveedor de la nube y es fundamental para la adopción de una estrategia multi cloud. La mayoría de los distribuidores de nube están construidos sobre el DNS y sujetos a dependencias de tiempo de vida (TTL) que limitan su capacidad de transferir datos.

Lo fundamental es que el trasvase de cargas se haga de una forma proporcionada permitiendo crear reglas personalizadas para enviar datos de forma inteligente utilizando la ubicación del cliente, el estado de inicio de sesión del usuario, el tipo de dispositivo, las cookies, la ruta URL y los encabezados HTTP. De esta manera la arquitectura soportará mejor las aplicaciones multi cloud.

2. Disminuyen los fallos y la redundancia

Las plataformas de nube pueden redirigir instantáneamente los datos. De esta manera se pueden activar nuevos servicios cuando la empresa lo necesite unido a un plan de contingencia para la continuidad del negocio. La plataforma monitoriza constantemente el estado de los hosts y de los servidores de origen. De esta manera la red siempre está controlada.

3. Monitorean y solucionan problemas en tiempo real

Tener control de todo el sistema es clave para los negocios, pero existen retos cuando se trabaja en un ecosistema multi cloud con varios proveedores y servicios. Una plataforma avanzada debe permitir transmitir los registros en tiempo real a uno o varios proveedores para agilizar la respuesta.

Esta visibilidad le permite diagnosticar problemas en cualquier lugar de su red y comprender cómo sus clientes se involucran con las aplicaciones y servicios. La visibilidad también debe estar vinculada a los cambios de configuración en tiempo real: una vez que tenga los datos debería poder resolver un problema rápidamente.

4. Posibilitan el desarrollo de microservicios

Los microservicios permiten a los desarrolladores dividir la lógica de las aplicaciones en servicios funcionales más pequeños, de modo que se puedan distribuir en varios lugares y servir para más de un propósito. Los equipos de desarrollo pueden aprovechar una arquitectura multi cloud desplegando estos servicios cerca de sus usuarios finales o en la plataforma donde serán más eficientes.

Sin embargo, la realidad de desplegarlos en diferentes plataformas de la nube cada uno con sus propios requisitos, puede dar lugar a una mayor complejidad y aumentar los tiempos de mantenimiento. Actualmente las plataformas de nube permiten llevar la lógica de los microservicios globales al límite y así evitar tareas complejas.

5. Aumentan la seguridad de forma exponencial

Uno de los retos de una arquitectura multi cloud es cómo proporcionar seguridad con un impacto mínimo en el rendimiento. Las plataformas de nubes brindan un paraguas de seguridad, independientemente de cuántos orígenes o nubes se estén utilizando para ejecutar sus aplicaciones. Al instalar soluciones de cortafuegos de aplicaciones web (WAF), bots o denegación de servicio distribuido (DDoS) en la red, se puede capturar la mayor parte del ruido antes de que llegue a la infraestructura.

6. Y, sobre todo, permiten la migración de datos sin parar el sistema

La adopción de nuevas infraestructuras es una tarea ardua. Hay soluciones que permiten migrar datos a través de la infraestructura con facilidad, simplemente configurando la plataforma de nube para buscar cierto contenido en múltiples ubicaciones, manteniendo así una experiencia de alta calidad para los usuarios. Este servicio permite migrar datos, aplicaciones y servicios a nuevas ubicaciones sin ningún tiempo de inactividad, mientras que los datos se dirigen automáticamente.

TAGS Cloud