Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de wearables crece un 5,5%

  • Negocios

Los mercados emergentes impulsan el segmento de la tecnología vestible o wearable; en el segundo trimestre de 2018 se entregaron 27,9 millones de unidades en todo el mundo, un 5,5 % más que el año anterior, según IDC.

Al igual que en unidades, el mercado de wearables también crece en facturación. De acuerdo con el último informe de IDC, la facturación se elevó un 8,3% hasta los 4.800 millones de dólares logrados entre abril y junio, por la continua popularidad de los relojes inteligentes y sus altos precios.

Desde una perspectiva regional, los mercados maduros -compuestos por América del Norte, Japón y Europa occidental- disminuyeron un 6,3% año tras año, ya que estos mercados se componían principalmente de pulseras básicas, que han disminuido sustancialmente desde entonces y el crecimiento de los relojes inteligentes no sido suficiente para compensar tal bajada. Mientras tanto, los mercados emergentes, incluidos Asia-Pacífico (excluyendo Japón), Europa Central y Oriental, Medio Oriente y África y América Latina, crecieron un 14% interanual, ya que las pulseras básicas aún tienen una gran demanda (debido al bajo precio) y los smartwatches también ganaron tracción.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

"La caída en los mercados maduros no es preocupante, ya que estos mercados se encuentran en medio de la transición a dispositivos portátiles más sofisticados", dijo Jitesh Ubrani, analista de IDC Mobile Device Trackers. "Si bien la generación anterior de wearables se centró en proporcionar comentarios descriptivos como recuento de pasos, las generaciones actuales y venideras tienen muchas más capacidades y van por el camino de convertirse en herramientas prescriptivas y diagnósticas. Alrededor de estos wearables más inteligentes se encuentra una constelación de tecnologías y proveedores de servicios, que incluye a desarrolladores de aplicaciones, empresas de telecomunicaciones, fabricantes de componentes, e instituciones sanitarias".

Por su parte, para Ramón T. Llamas, director de investigación del equipo de wearables de IDC, durante el trimestre “hubo dos grandes fuerzas tractoras: una mayor demanda de wearables inteligentes y una disminución más lenta en el mercado de los wearables básicos. Los usuarios han llegado a querer más de sus dispositivos portátiles, y los relojes inteligentes han cumplido con esa demanda. Además, los recién llegados al mercado de los relojes inteligentes como Fitbit y varios proveedores chinos han experimentado un crecimiento constante. Los wearables básicos han estado en declive en los últimos trimestres, pero eso no significa que ya no tengan un lugar en el mercado", agregó Llamas. "Todavía existen múltiples segmentos de mercado que prefieren dispositivos portátiles simples y económicos, y es aquí donde los medidores de actividad y los relojes híbridos están encontrando demanda".

TAGS wearable