Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los terminales eSIM superarán los 400 millones de unidades anuales para 2022

  • Negocios

eSIM

Desde que hace unos años se anunciará el fin de las tarjetas SIM tradicionales por modelos virtuales, o eSIM, el mercado ha ido avanzando a paso seguro.

Se prevé ahora una aceleración tras la decisión de Apple de incorporar la tecnología en sus iPhone XR, XS y XS Max. Dice la consultora ABI Research que septiembre de 2018 se considerará un antes y un después para este mercado de SIMs virtuales, ocupado casi en exclusiva por Google y su Pixel 2, desde unos pocos de millones de dispositivos anuales a algunos cientos de millones.

Las nuevas previsiones esperan que el mercado de smartphones eSIM alcanzará los 420 millones de unidades anuales para 2022.

Explica Phil Sealy, analista de  ABI Research que en lo que respecta a eSIM no se trababa de si esperar, o no que explotara el mercado, sino de “cuándo” y que el momento ha llegado cuando Apple ha decidido extender el soporte de la eSIM más allá de sus relojes inteligentes, hacia una gama de iPhones.

La adopción de eSim a gran escala tendrá un claro impacto en todo el mercado SIM tradicional, desde los canales de venta y procesos para hacer que las tarjetas fueran seguras. “Esto marcará el comienzo de un cambio significativo en la cadena de valor del hardware de la tarjeta SIM, donde los principales proveedores actuales, incluidos Gemalto, IDEMIA, G&D y Valid, comenzarán a ver un cambio en los ingresos de sus respectivos negocios de hardware tradicional hacia plataformas y servicios compatibles, incluida la gestión segura de OTA, la suscripción y la administración del ciclo de vida”, dice Phil Sealy.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.