Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gran potencial de Madrid en la era digital

  • Negocios

Madrid

Un reciente estudio muestra que la capital española se está convirtiendo en una de las ubicaciones más interesantes para invertir en infraestructura digital en los próximos 5 años. Estima que en ese período el volumen de inversión en el sector de las redes de telecomunicaciones y los datacenter podría alcanzar los 100 millones de euros.

Delfos Research ha elaborado el estudio “Madrid: un hub digital para el sur de Europa. Infraestructura digital conectada” encargado por las firmas Interxion y DE-CIX. Este sitúa a Madrid como una de las ciudades con más potencial para la inversión en redes de comunicaciones y centros de datos. Según indica este informe, sin necesidad de llevar a cabo políticas de incentivo y por la propia inercia del mercado, durante los próximos 5 años habrá una inversión de unos 100 millones de euros en estas áreas. Esto podría tener un impacto en la economía local calculado en unos 944 millones de euros. Además, afirma que, si se emplean las herramientas adecuadas, Madrid podría convertirse en un referente en la infraestructura y los negocios digitales en el sur de Europa. El estudio destaca que, si la administración pública elabora un plan estratégico bien enfocado, involucrando a todos los agentes económicos, la inversión podría alcanzar los 500 millones de euros en los próximos cinco años. Y el impacto en la economía de la ciudad y la comunidad podría llegar hasta los 6.088 millones de euros, y podría crear hasta 1830 nuevos puestos de trabajo.

Según explicó Fernando Maldonado, analista principal de Delfgos Research: “Madrid tiene una situación muy buena. En conectividad ya es un hub de facto. Pero, aunque la conectividad es una condición necesaria, no es una condición suficiente, hacen falta más cosas”. Lo primero es atraer a más operadores de centros de datos y de redes de telecomunicaciones para potenciar la oferta. Maldonado destacó que: “Mientras que Londres tiene 430 megavatios, Madrid está todavía en 25 MW. No hay aún una masa crítica suficiente”. Por su parte, Robert Assink, director general de Interxion, dijo: “Nos hemos dado cuenta de que nuestro éxito como empresa depende del éxito de nuestros competidores y de la disponibilidad de oferta de otros proveedores. Se necesitan infraestructuras redundantes”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

El siguiente obstáculo que señala el informe es el elevado coste de la energía y la mala planificación de la red eléctrica, algo vital para la viabilidad de los centros de datos y de interconexión. Los expertos inciden en que la construcción de una subestación eléctrica adecuada lleva más tiempo que la de un centro de datos, lo que puede frenar la inversión si no se cuenta con la infraestructura energética adecuada de antemano, o si no existe una previsión aceptable de suministro.

Además, existe el problema de que la administración pública no está lo suficientemente involucrada en el avance tecnológico que se está viviendo en Madrid, y no ha calculado la importancia que puede tener este tipo de infraestructuras para la economía local. En otras grandes ciudades como Londres, Frakfurt, Dublín o Bruselas las políticas de la administración respecto a las redes de comunicaciones y los centros de datos han ayudado a impulsar el sector, proporcionando grandes beneficios económicos. Pero Madrid aún no ha efectuado ningún cambio regulatorio para potenciar este sector, y los procesos de tramitación se retrasan.

Pero los expertos resaltan que el momento es ahora, y que se debe aprovechar la oportunidad que se está generando en Madrid para aupar a la capital en el ranking de localizaciones estratégicas para las redes de datos y los datacenter, lo que traerá grandes beneficios de cara al futuro, tal y como ya lo hacen en otras regiones de Europa. En sus palabras, “el potencial de Madrid es enorme”.