Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Castilla y León ofrecerá ayudas para la transformación digital de las empresas

  • Negocios

Inversión_impuesto_subvención

Estas nuevas subvenciones pretenden fomentar la implantación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones en las PYMEs y los negocios autónomos en la Comunidad. La cuantía total de estas ayudas será de tres millones de euros y estarán financiadas en un 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Según se ha conocido recientemente, la Junta de Castilla y León, mediante el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), perteneciente a la Consejería de Economía y Hacienda, la convocado nuevas subvenciones para apoyar a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos de la Comunidad en la transformación digital. El objetivo es apoyarles en la implantación de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, ofreciendo ayudas con un valor total de tres millones de euros.

Estas subvenciones formarán parte del paquete de 71,7 millones de euros que la lanzado la Comunidad de Castilla y León para ayudar en la creación de empresas y a los proyectos de inversión, crecimiento, innovación, tecnología e internalización, gestionadas por la Consejería de Economía y Hacienda. La publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León, del 19 de noviembre, dice que la convocatoria de subvenciones está “dirigida a mejorar la competitividad del tejido productivo de la comunidad y a impulsar su transformación digital. Esta línea da continuidad a la lanzada con el mismo fin en 2016, aunque se han modificado los requisitos para financiar un mayor número de iniciativas”.

Estas ayudas cubrirán los gastos asociados a la implantación de soluciones TIC para mejorar la eficiencia en la gestión empresarial. El anuncio aclara que “Las ayudas cubren los gastos de consultoría asociados a la implantación de soluciones TIC para mejorar la eficiencia en la gestión empresarial. “Aquí se incluyen tanto aplicaciones muy interesantes para el comercio –relacionadas con el e-commerce, la experiencia de cliente, la cadena de suministro, los recursos humanos, las finanzas y las plataformas colaborativas, entre otras–, como las tecnologías más empleadas por la industria”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Según han concretado desde la Junta de Castilla y León, estas subvenciones se centran en soluciones de comunicaciones, tratamiento de datos, ciberseguridad, computación, soluciones en la nube, conectividad para la monitorización y la gestión en tiempo real de la empresa, y sobre movilidad, impresión en 3D, robótica avanzada y las tecnologías vinculadas a la industria 4.0, internet del futuro y la vida independiente.

Esta segunda edición de subvenciones incluye una serie de mejoras con respecto a las lanzadas en 2016. Las novedades abarcan la ampliación del tipo de proyectos financiables y del colectivo de potenciales destinatarios de las ayudas, dando prioridad a las empresas que se inician en la digitalización. Además, se incrementa el porcentaje de la ayuda individual, que será de al menos el 55% (19% más que en 2016). Asciende a un 60% si la iniciativa objeto de ayuda se ubica en zonas que presentan desafíos geográficos, especialmente en el medio rural, y a un 65% si se ubica en municipios mineros. La tercera mejora es que se reduce la cuantía de la inversión mínima que se requiere para acceder a las subvenciones, pudiendo optar a las ayudas a partir de 6.000 euros (12.000 euros en 2016), y hasta 150.000 euros.

Además de estas subvenciones, el ICE ha abierto otra línea de ayudas destinadas especialmente al sector TIC, con una dotación de otros tres millones de euros, que persigue incentivar el desarrollo de proyectos individuales o colaborativos de I+D, vinculados a la industria 4.0.