Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

10 tendencias del ecosistema fintech

  • Negocios

Big Data crecimiento

Las tecnologías asociadas al sector de las finanzas son de las que más están avanzando en los últimos años, con un gran potencial de innovación que está dando importantes frutos. Los expertos de la consultora McKinsey identifican 10 tendencias que tendrán un gran impacto en este sector, impulsando el desarrollo tecnológico de cara a los próximos años.

Todos los indicadores muestran que el ecosistema tecnológico Fintech está entrando en una fase de madurez superior a la de otros sectores, gracias a un impulso de la innovación que está aportando grandes mejoras al sector de las finanzas. Cuando surgieron las primeras iniciativas fintech, las startups iban por un lado y las grandes empresas de finanzas por otro, pero actualmente el enfoque es que las compañías financieras están desarrollando su propios proyectos Fintech o se están asociando con las empresas emergentes para avanzar en este camino. Según afirman los analistas de la consultora McKinsey, en torno a un 80% de las empresas clásicas del sector ya han formado alianzas estratégicas que les permiten adoptar las fintech.

Los analistas indican que en 2018 se han realizado inversiones en este sector por valor de 30.800 millones de dólares, cuando en 2011 solo se registraron inversiones de 1.800 millones. Este crecimiento es muy destacado y se espera que en los próximos años continúe, impulsando el desarrollo tecnológico del sector y mejorando los negocios. Desde McKinsey han elaborado una lista con diez tendencias que están influyendo en este ecosistema tecnológico, y que seguirán haciéndolo en el futuro:

1 - Diferenciación de las iniciativas fintech por regiones: debido a las diferentes regulaciones existentes en cada territorio, las compañías del sector están enfocándose más en cumplir con las normativas locales que en realizar iniciativas globales, por lo que el desarrollo del sector está siendo y seguirá siendo desigual.

2 - Influencia de la inteligencia artificial: a pesar de que la IA genera grandes expectativas, por ahora no está generando el gran cambio que esperan muchos, y los expertos dicen que, al menos a corto plazo, su papel estará más vinculado a la combinación de la analítica avanzada con los actuales modelos de negocio, y al uso de algoritmos más avanzados.

3 - Cautela en el uso de tecnologías de vanguardia: en muchas ocasiones, el uso de las tecnologías emergentes conlleva una gran dificultad y es difícil de rentabilizar. Por ello, las empresas del sector están optando por el desarrollo de modelos de negocio sólidos, apoyados en el uso inteligente de los datos, pero con pruebas previas y continuadas con los usuarios.

4 - Los inversores son más selectivos al respaldar proyectos fintech: tratándose de un ecosistema bastante maduro, las empresas ya tienen experiencia con proyectos Fintech fallidos. Por ello, las inversiones actuales y futuras se harán para respaldar iniciativas tecnológicas y empresas que ya sean capaces de monetizar sus productos. Esto afectará al desarrollo de tecnologías basadas en Blockchain, que a pesar de prometer muchas ventajas para el sector financiero, sus buenos resultados aún no han sido suficientemente demostrados.

5 - Las empresas emergentes deben diferenciarse: tras unos años en que las startups relacionadas con las Fintech atrajeron la atención de los clientes por aspectos como una mejor experiencia de usuario, las grandes firmas han adoptado modelos similares, recuperando clientes. Por ello, desde McKinsey afirman que las empresas emergentes del sector deben encontrar nuevas formas de diferenciarse para seguir en el negocio en los próximos años.

6 - Las empresas tradicionales están liderando la innovación: el avance de las grandes compañías financieras en el apartado tecnológico se debe a que cada vez invierten más en innovación tecnológica para sus negocios, y ya han alcanzado en este campo a las empresas emergentes que despuntaron cuando comenzaron a surgir las Fintech.

7 - Crecen las alianzas entre startups y empresas tradicionales: los expertos indican que esta competencia entre grandes y pequeños no es una guerra abierta, sino que está impulsando las alianzas entre firmas. Con ello están logrando avanzar juntos en el desarrollo tecnológico y los negocios, logrando más éxitos.

8 - Crecen las empresas dedicadas a actualizar la infraestructura heredada: se ha detectado un crecimiento de los proyectos Fintech que persiguen actualizar las infraestructuras tecnológicas preexistentes en las compañías de finanzas. Desde McKinsey indican que lo más probable es que se centren en los bancos y las empresas de menor tamaño, puliendo sus propuestas antes de lanzarse a los grandes clientes del sector.

9 - Cambia la tendencia en cuanto a salir a bolsa: tras diferentes malas experiencias de las Fintech en la bolsa, la mayoría de compañías del sector se han mantenido en el ámbito privado, pero los expertos opinan que pronto podría iniciarse el retorno de las Fintech a la bolsa.

10 - Las Fintech de China avanzan más deprisa que en occidente: los expertos identifican un mayor grado de innovación en el mercado chino, lo que otorga a estas compañías un mayor potencial de escalamiento. En este mercado dominan los gigantes tecnológicos, con proyectos sólidos para el sector de las finanzas, que están alcanzando el éxito más rápido gracias a la facilidad de acceso a los datos en el país.