Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gobierno abre una consulta pública para debatir sobre la futura Ley de Startups

  • Negocios

PYME startup

Las especiales condiciones de las empresas emergentes, muy vinculadas a la tecnología y con nuevos ámbitos de actuación, requiere un tratamiento específico. Así lo piensa el Gobierno, que ha iniciado los trámites para una consulta pública con la que pretende recabar opiniones sobre el contenido de la futura ley de Startups, que regirá este sector en crecimiento.

El ejecutivo español considera que las startups tienen una naturaleza propia, diferente a otros tipos de empresas y, por ello, debería regirse por una normativa específica, que planea materializar en forma de la futura Ley de Fomento del Ecosistema de Startups. Y, para llegar a un consenso sobre qué la forma que debería tener esta normativa, ha abierto un proceso de consulta pública que permitirá recabar la opinión de los ciudadanos y los representantes de este sector, que estará abierto hasta el 25 de enero de 2019.

Con esta consulta, el Gobierno quiere que la futura “Ley de Startups” responda a las necesidades y sensibilidades de este particular ecosistema empresarial, con la contribución de todos los agentes implicados en el sector. El concepto de startups es el de empresas emergentes especialmente vinculadas a las nuevas tecnologías, pero sus fronteras son algo difusas, por lo que una de las misiones de esta consulta y del posterior proceso de redacción de la ley es delimitar lo que constituye una startup.

Pero, además, la administración señala que se deben marcar los requisitos que deberán cumplir los inversores privados en este sector, denominados comúnmente “Business Angels”, y las medidas que facilitará el Gobierno para el apoyo y el impulso a la creación y la actividad de este tipo de empresas. En la nueva ley se recogerán las condiciones jurídicas aplicables a este tipo de compañías, que tienen sus propias particularidades. Por ejemplo, el singular potencial de negocio, su impulso innovador y sus especiales necesidades en materia de financiación, sobre todo en las primeras fases de su creación. Además, la nueva normativa tendrá como objetivo crear el marco legal más adecuado para las iniciativas emprendedoras con la importante base tecnológica que caracteriza a las startups, ofreciendo una flexibilidad que apoye las iniciativas de innovación y el desarrollo de los nuevos modelos de negocio digitales.

Según la información hecha pública, este proceso de consulta y posterior desarrollo y aprobación de la ley se ha puesto en marcha por el Ministerio de Economía y Empresa a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital, y forma parte de la estrategia denominada España Nación emprendedora, que persigue reconvertir el modelo productivo de España impulsando las nuevas iniciativas de emprendimiento. Los interesados en participar en esta consulta pública pueden hacerlo a través de este enlace.