Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Wi-Fi AC Wave 2, la opción más equilibrada para entornos de alta densidad de usuarios

  • Opinión

Antonio Navarro, DLink

En muchos aspectos, Wave 2 se basa en el éxito de su predecesor, al tiempo que aporta beneficios adicionales para las redes empresariales, en particular para las empresas que transfieren grandes volúmenes de datos en escenarios de alta densidad de usuarios, tanto corporativos, como públicos.

Dicho esto, el aumento de rendimiento de Wave 2 parece menos significativo en comparación con los del siguiente salto generacional: 802.11ax (11AX o WiFi6). Se espera que el WiFi6 muestre una mejora de rendimiento de cinco a diez veces superior a la de Wave 1, y cuatro veces más que Wave 2, lo que plantea la siguiente pregunta: ¿vale la pena la actualización a Wave 2 o hay que esperar a la implantación del 11AX? En D-Link pensamos que es hora de invertir en Wave 2 y no esperar a 11AX, porque estimamos que aún quedan dos años para 11AX sea un estándar con costes asequibles en grandes despliegues de puntos de acceso y, sobre todo, por la lenta llegada de dispositivos cliente compatibles; ya vimos con el estándar WiFi AC, lanzado en 2011, que no fue hasta 2015 que los móviles, portátiles o Smart TV empezaban a integrar tarjetas cliente compatibles, y todavía hay muchos dispositivos que sólo integran tarjetas WiFi N.

El protocolo WiFi 802.11ac Wave 2 es una evolución de la versión anterior, 802.11ac Wave 1, que fue lanzado por primera vez en 2011 y supuso grandes mejoras con respecto a 802.11n tanto para empresas como para consumidores. La gestión de energía mejorada, la mayor capacidad y la menor latencia brindaron una red inalámbrica de mayor rendimiento e hicieron de AC Wave 1 un estándar muy valorado hoy en día, consiguiendo además democratizar el acceso a la banda de frecuencia de 5 GHz.

Sin embargo, 802.11ac Wave 2 es ya una realidad al ser una evolución de WiFi AC  y ofrece, con respecto a Wave 1, mayor velocidad, eficiencia y seguridad en entornos corporativos o públicos con alta densidad de usuarios, principalmente gracias al soporte de MU-MIMO, lo que permite a estos nuevos Puntos de Acceso enviar y recibir datos desde y hacia múltiples dispositivos simultáneamente en lugar del estándar secuencial de Wave 1 (y anteriores protocolos), lo que se traduce en un aumento muy significativo de la eficiencia en entornos de alta densidad de usuarios. En términos más simples, un solo Punto de Acceso Wave 2 actúa de la misma manera que si tuviéramos múltiples puntos de acceso Wave 1.

Como tal, MU-MIMO mejora la experiencia de conectividad general al distribuir datos de manera más eficiente, especialmente en entornos de alta densidad de usuarios. El uso simultáneo de smartphones, tabletas y portátiles ya es una realidad desde hace tiempo tanto en el lugar de trabajo moderno como en entornos públicos, por lo que esta capacidad adicional es una ventaja muy reseñable y que marca diferencias respecto a tecnologías anteriores.

Wave 2 aporta además Beamforming, que mejora el alcance y calidad de la conexión enfocando la señal Wi-Fi hacia cada cliente, emitiendo con mayor intensidad en dirección a los dispositivos conectados, y Band Steering, que consiste en conectar a cada dispositivo cliente a la banda más adecuada (2.4/5GHz) para optimizar el tráfico de red.

Si a esto le añadimos retrocompatibilidad con estándares anteriores (b/g/n/ac wave1), podemos afirmar que Wave 2 ha llegado para quedarse y consolidarse como el estándar de facto para las redes WiFi presentes y futuras, y con especial énfasis en proyectos para entornos de alta densidad de usuarios.

 

Autor: Antonio Navarro, Country Manager D-Link Iberia