Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Redefiniendo el almacenamiento para entornos críticos

  • Opinión

datos_criticos

El almacenamiento tradicional está acometiendo nuevos retos ya que parte de sus usos tradicionales se están yendo al almacenamiento basado en software (software defined Storage), sobre equipos servidores estándar, y las cargas de trabajo que asumen son cada vez más críticas. Por todo ello, hay una tendencia en los fabricantes líderes del mercado en aprovechar IA para ofrecer una mayor simplicidad, disponibilidad y rendimiento. Por Galo Montes, director de tecnología de HPE.

Galo Montes, 

Director de Tecnología, HPE 

Las empresas buscan introducir nuevas aplicaciones de misión crítica en el mercado y dar soporte a las ya existentes para acelerar la velocidad del negocio, la agilidad y la innovación. Sin embargo, es casi imposible para los departamentos de TI satisfacer estas demandas porque siguen atados a la administración, ajuste y soporte de la infraestructura. Como resultado, se ven obligados a sacrificar la agilidad por la fiabilidad.

Gracias a la existencia de plataformas que recopilan datos continuamente del funcionamiento de los sistemas de almacenamiento y de su entorno, se ha podido aplicar la inteligencia artificial para que las nuevas plataformas que están apareciendo tengan un 90% menos de tiempo dedicado a la gestión, así como la capacidad de predecir y prevenir problemas, y acelerar el rendimiento de las aplicaciones. Esto permite eliminar los compromisos y redefine lo que es posible en el almacenamiento de misión crítica, combinando la innovación para ofrecer una experiencia de usuario sencilla y de calidad, fácil de instalar, manejar y actualizar.

 

La aplicación de IA al almacenamiento permite un 90% menos de tiempo dedicado a la gestión

Pero la nube ofrece ciertas ventajas de flexibilidad que los fabricantes de infraestructura también han tenido que acometer. Así, los nuevos almacenamientos se ofrecen cada día más en pago por uso o como un servicio. Con ello, los clientes reducen los riesgos inherentes a una gran inversión inicial que no saben si podrán amortizar, y liberalizan valiosos recursos que pueden aplicar a innovar.

Un ejemplo de esta transformación es HPE Primera. Es parte de HPE Intelligent Data Platform, una cartera de productos y soluciones diseñados para acelerar el rendimiento de las aplicaciones, transformar la gestión de datos, aprovechar la agilidad de todas las nubes y potenciar a las empresas mediante el desbloqueo de información oculta dentro de los datos en tiempo real.

TAGS Opinión