Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Muchos móviles en España no están protegidos con contraseña

  • Seguridad

smartphone portatil

Más de un tercio de los usuarios en nuestro país usa su smartphone para acceder a la banca electrónica, lo que implica acceder a información financiera de alto valor. Si estos dispositivos no protegidos cayeran en malas manos, todos estos datos podrían ser accesibles por terceras personas.

  Quizá te interese...

Son muchas las personas que hoy día usan sus dispositivos móviles para realizar numerosas actividades online. De hecho, el 69,7% de los españoles afirma utilizar su smartphone de forma regular para acceder a Internet, de ahí que perder nuestros equipos y que otros los utilicen para realizar sus actividades delictivas sea potencialmente más dañino que nunca. Con todo, según datos de Kaspersky Lab, el 54,4% de los españoles no protegen sus dispositivos móviles con contraseña, y apenas un 16,5% utiliza soluciones antirrobo, lo que hace que los carteristas lo tengan muy fácil para hacerse con los datos de un smartphone robado.

En nuestros dispositivos se almacena y se envía gran cantidad de información importante y datos de valor. Un 36,7% de usuarios en nuestro país usa su smartphone para acceder a la banca electrónica, mientras que el 58,8% accede a su correo electrónico, y el 54,1% reconoce que también lo utiliza para su actividad en redes sociales, lo que al final implica todo un trasiego de datos confidenciales. Pero contar en sus dispositivos móviles con gran cantidad de datos valiosos no necesariamente hace que las personas sean conscientes y estén debidamente protegidas. Menos de la mitad (45,6%) de los usuarios protege sus dispositivos móviles mediante contraseñas y solo el 11,9% cifra sus archivos y carpetas para evitar accesos no autorizados. Si estos dispositivos cayeran en malas manos, todos estos datos, desde cuentas personales, fotos, mensajes e incluso detalles financieros, podrían ser accesibles por terceras personas.

La pérdida de dispositivos protegidos con contraseñas también puede tener consecuencias importantes. Por ejemplo, sólo el 39,6% de los usuarios realiza copias de seguridad de sus datos, mientras que el 16,5% cuenta con funciones antirrobo en sus dispositivos móviles, lo que significa que, en caso de pérdida o robo, no podrán acceder a su propia información personal y a sus cuentas.