Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto en seguridad seguirá creciendo hasta 2022

  • Seguridad

seguridad empresarial cert

Aunque los expertos prevén una desaceleración del crecimiento en este sector, estiman que seguirá subiendo hasta 2022, cuando la inversión global de las empresas alcanzaría 133.700 millones de dólares. Esto supondría un 45% más que las previsiones para 2018, que indican que se llegará a los 92.100 millones de dólares.

La Guía Semianual de Gastos de Seguridad, de IDC, indica que se está produciendo una desaceleración del gasto que las empresas realizan en soluciones de seguridad, que durará al menos hasta 2022. Aún así, sus analistas prevén que seguirá creciendo a una tasa anual compuesta (CAGR) del 9,9% entre 2017 y 2022, llegando hasta los 133.700 millones de dólares al final del período de análisis. Esta cifra sería un 45% mayor que la esperada para finales de este año, estimada en 92.100 millones de dólares. En estas cifras tiene mucho que ver la inversión dedicada a la protección de la privacidad, que los expertos apuntan como una de las principales preocupaciones de las empresas y los operadores de centros de datos en materia de seguridad. Según afirmó Frank Dickson, Vicepresidente de Investigación de Productos de Seguridad de IDC: “La privacidad ha llamado la atención de las Juntas Directivas a medida que las regiones buscan implementar la regulación de la privacidad y los estándares de cumplimiento similares a GDPR. Francamente, la privacidad es la nueva palabra de moda y el impacto potencial es muy real. El resultado es que la demanda para cumplir con dichas normas continuará impulsando el gasto de seguridad en el futuro inmediato".

Según indica este informe de IDC, la categoría que más crecimiento experimentará este año será la de servicios de seguridad (11,9% CAGR), registrando 40.200 millones de dólares. Dentro de ella, el área con más demanda será la de servicios de seguridad administrados, que representará casi el 50% del total de esta categoría en 2022. El resto será acaparado principalmente por los servicios de integración y consultoría. La segunda categoría más importante será la de software de seguridad, que acaparará un gasto de 34.400 millones de dólares en 2018. Dentro de ella destaca el software de seguridad endpoint, seguido del software de administración de identidad y control de acceso, y del software de administración de seguridad y vulnerabilidad, que crecerá a una tasa CAGR del 10,7%, por encima del resto.

Entre los diferentes sectores que invertirán en soluciones de seguridad, el que más gasto generará será el de la banca. IDC pronostica que su inversión en 2018 llegará a los 10.500 millones en 2018, y prevé que alcance los 16.000 millones en 2022. Las siguientes industrias en volumen de inversión durante 2018 serán la de manufactura discreta y los gobiernos (federales/centrales), que gastarán 8.900 y 7.800 millones de dólares, respectivamente. Por otro lado, los sectores que más rápido crecerán serán el de las telecomunicaciones (13,1% CAGR), los gobiernos (12,3% CAGR) y la industria de recursos (11,8% CAGR).

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Según afirmó Eileen Smith, Directora de Programas, Análisis y Análisis de Clientes de IDC: “La seguridad sigue siendo una prioridad de inversión en todas las industrias, ya que las compañías buscan protegerse de los ataques cibernéticos a gran escala y cumplir con los requisitos regulatorios en expansión. Si bien los servicios de seguridad son una parte importante de esta estrategia de inversión, las empresas también están invirtiendo en la infraestructura y las aplicaciones necesarias para enfrentar los desafíos de un entorno de amenazas en constante evolución”.

La investigación de IDC muestra que Estados Unidos liderará el gasto en soluciones de seguridad, con inversiones por valor de 39.300 millones de dólares durante 2018. Reino Unido constituirá el segundo mercado, con un gasto de 6.100 millones de dólares, seguido de China (5.600 millones), Japón (5.100 millones) y Alemania (4.600 millones). En cuanto al volumen de inversión en función del tamaño de las empresas, las de más de 500 empleados acapararán casi dos tercios del gasto en seguridad esperado para 2018. Las consideradas como “grandes” (500-999 empleados) aumentarán sus inversiones en seguridad a una tasa CAGR del 11,8% durante los próximos cinco años. Las medianas (100-499 empleados) lo harán a una tasa del 10%, las catalogadas como “muy grandes” (más de 1.000 empleados) registrarán un crecimiento del 10,1% y las pequeñas (10-99 empleados) del 8,9%, con un gasto estimado de 8.000 millones en 2018.