Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los robots inteligentes predominarán en el ejército en 20 años

  • Seguridad

Inteligencia artificial Robot.jpg

Muchos expertos en defensa y en la industria armamentística prevén que dentro de dos décadas la presencia de los humanos en el campo de batalla será minoritaria. Su espacio lo ocuparán robots, equipos informáticos, armas y vehículos mucho más autónomos e inteligentes que las máquinas actuales, cambiando para siempre la forma de entender el funcionamiento de las fuerzas armadas, la logística y la estrategia militar.

La automatización y la inteligencia artificial abarcan cada vez más ámbitos, y uno de ellos es el militar, donde los expertos prevén que estas tecnologías encontrarán un gran mercado. Ciertas voces relacionadas con el ejército estadounidense afirman que dentro de 20 años los robots inteligentes tendrán una presencia predominante en el campo de batalla, sustituyendo a la mayoría de soldados humanos. Por ejemplo, según dijo Alexander Kott, jefe de la División de Ciencias de la Red del Laboratorio de Investigación del Ejército de los Estados Unidos: “tenemos que acostumbrarnos a la idea radical de que nosotros, los seres humanos, seremos solo una especie de seres inteligentes”. Añadió que: “se acerca y será una realidad en 20 años. Los humanos serán mucho menos visibles y nos acostumbraremos”.

Para entonces, la presencia de máquinas inteligentes en el campo de batalla no se limitará a robots armados, sino que existirán nuevos tipos de sensores, armas inteligentes, vehículos autónomos y otros dispositivos militares dotados de inteligencia, conectividad y automatización. Actualmente ya existen tecnologías de este tipo, pero muchas de ellas son minoritarias o se encuentran en fases tempranas de desarrollo. Pero gracias a los avances en mecánica de robots y en software de inteligencia artificial y aprendizaje automático, en el futuro las actuaciones del ejército estarán mucho más automatizadas. Además, la guerra cibernética es otro campo en el que las nuevas tecnologías de inteligencia artificial tendrán un papel fundamental, tanto para proteger al ejército en el terreno como para combatir los ataques en las redes nacionales que transportan la información financiera o que gestionan la información y las infraestructuras críticas para el país.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Según Kott: “la inteligencia artificial y el aprendizaje automático son un arma de triple filo. Los agentes serán objetivos, perpetradores y defensores contra los ataques. Los humanos probablemente serán los menos efectivos y, a menudo, son el eslabón más débil del mundo cibernético”. Las previsiones de este experto son que la mayor parte del trabajo de defensa será realizado por inteligencia artificial, con “agentes” autónomos que vigilarán la seguridad de las redes de datos y las infraestructuras tecnológicas para detectar posibles amenazas más rápido que los humanos, acabando con ellas sin que las personas lo perciban.

Por mucho potencial que tenga, la tecnología de IA actual o es capaz de trabajar al nivel necesario en temas tan críticos y controvertidos como las actuaciones del ejército, por lo que los laboratorios de investigación de los ejércitos y las empresas dedicadas a la tecnología informática, de comunicaciones y de armamento militar están invirtiendo mucho en el constante desarrollo de inteligencia artificial y automatización para la defensa. Algunos de los avances en estos campos no hallarán un mercado fuera del ámbito militar, pero los desarrollos relacionados con la robótica y la seguridad informática podrán aplicarse con el tiempo a la industria y a la seguridad de las redes de datos de empresas y organizaciones de todo tipo.