Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El móvil, una puerta a la inclusión financiera

  • Vídeos

Un estudio de Mastercard coloca a la tecnología móvil como fundamental en la expansión de los circuitos financieros convencionales en países pobres. Un deseo económico que choca con dificultades de infraestructura y género.

Mastercard ha elaborado un informe que sitúa al teléfono móvil como la primera llave para abrir la puerta de los circuitos financieros convencionales a 607 millones de personas sin cuenta bancaria. Se trata solamente de un primer paso, pero los datos esgrimidos por el texto son muy reveladores en lo tocante al poder de la tecnología móvil para impulsar la inclusión financiera. 

El estudio ha llegado a esta conclusión al conocer que en 15 países se concentra un 60% de la población mundial sin acceso a servicios bancarios. Ahí habitan los 607 millones de personas con un teléfono móvil, y sin cuenta bancaria, para quienes esta tecnología podría suponer un gran apoyo. De hecho, a excepción de la India, el número de personas con teléfono móvil en estos lugares supera en varios millones al de titulares de una cuenta.

Pero este camino a la inclusión no se antoja fácil. Y son dos las razones que esgrime el informe. La primera es que, por mucho que las personas de estas naciones tengan un dispositivo, es preciso convertirlos en usuarias activas de productos financieros. La segunda tiene que ver con una profunda brecha de género que podría exacerbarse si se generaliza el uso de tecnologías móviles y digitales como canal de pago predominante para los servicios financieros. Una diferencia entre sexos de 8 puntos porcentuales en países desarrollados (un 67% de los hombres frente a un 59% de las mujeres) que alcanza dobles dígitos en países como Marruecos y Perú, y que llega al 30% en otros como Pakistán y Bangladesh.