Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

CaixaBank y Enisa premian lo último en innovación digital

  • Vídeos

La entidad bancaria entregó en el CaixaForum de Madrid sus Premios EmprendedorXXI, seis galardones a otras tantas empresas de muy diversa naturaleza. Se reivindicó la valentía a la hora de emprender, así como la innovación abierta y la colaboración pública y privada.

"Internet lo que supone no es una época de cambios, sino un cambio de época que hay que abrazar". Esta frase de Nacho de Pinedo, CEO de ISDI, que abrió la entrega de los Premios EmprendedorXXI de Caixabank en el CaixaForum de Madrid, glosó perfectamente la idea reinante en la gala: la de una transformación necesaria en cualquier terreno, a pesar de la dificultad que éste pueda plantear. "Hay que asumir la transformación digital, por muy complicada que sea, y hay que comprender que ésta es más fácil desde las startups que desde la empresa tradicional", afirmó.

La valentía, pues, fue la gran protagonista de la ceremonia. Valientes que recibieron una recompensa metálica (25.000 euros por galardonado y la tutorización de los expertos de las diferentes áreas de Caixabank) que bien simboliza una necesidad real del país: "Tenemos que digitalizarnos, independientemente de la naturaleza de los proyectos", comentó Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la pyme, antes de dar paso a la entrega de unos galardones que distinguieron a seis innovadores en otros tantos ámbitos: Agro Tech, Health Tech, Commerce Tech, Fin&Insur Tech, Tourism Tech e Impact Tech.

Los triunfadores, en ese mismo orden, fueron Seacliq (Lisboa), GlyCardial Diagnostics (Barcelona), Huub (Portugal), Predictiva (Málaga), Tracer (Madrid) y Feltwood (Zaragoza). Ejemplos todos de lo que Raúl Blanco definió como "entornos de innovación abierta, con colaboración pública y privada, fundamentales para impulsar la transformación digital". Unos valores, más allá de los tecnológicos, que permiten a los negocios abarcar una gran variedad de sectores y expandir su impacto.

En una línea similar se movió el discurso de la directora general de Ashoka España, Ana Sáenz de Miera, quien utilizó su intervención para destacar el papel de las empresas con impacto social por su capacidad para generar cambios sistémicos. La ejecutiva celebró que muchos de los mercados actuales tengan su origen en la innovación social y sean capaces de generar cadenas híbridas de valor con el resto de empresas.

Tras la entrega de premios, el espacio CaixaForum desplegó una serie de actividades de networking y, en la sala principal, tuvo lugar una ponencia y un panel Impact Tech que puso en liza la importancia de una continuidad en el desarrollo de nuevas tecnologías. Todo con el objetivo de hacer visible ese giro irremediable en una cultura empresarial forzada a virar de la vieja pesadez de la empresa física a la agilidad digital de un nuevo panorama que, acaso, tiene a la startup como su mejor paradigma.