Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La falta de talento le cuesta más de 400.000 millones al año a la mediana empresa europea

  • Vídeos

En España, estas pérdidas podrían suponer más de 45,1 millones de euros al año en ingresos, en torno al 3,7 % del PIB. Técnicos e ingenieros, los perfiles más demandados por las empresas medianas europeas y españolas.

La escasez de talento es uno de los principales problemas de la empresa mediana de la UE para crecer. Una circunstancia que impacta asimismo en la economía europea. La falta de perfiles adecuados supone unas pérdidas de 414.000 millones de euros en ingresos al año, según la European Private Business Survey 2019, elaborada por PwC a partir de la opinión de más de 2.443 compañías de tamaño medio. Esta cifra supone un 28% más respecto al año pasado y equivale al 2,6% del PIB de la UE de 31 países (incluyendo Noruega, Suiza y Turquía).

En España, por ejemplo, esta pérdida de ingresos podría situarse en torno a los 45.100 millones de euros al año, el 3,7% de nuestro PIB, una cifra que ha crecido respecto a nuestro informe de 2018, cuando la estimación era 14.500 millones de euros. Junto a España, Italia, con 32.100 millones -1,8% del PIB-, y Portugal, 9.400 millones -4,7% del PIB-, lideran la tabla de países que pierden dinero debido a la escasez de nuevas capacidades. En contraste, naciones como Reino Unido, Dinamarca y Bélgica, han conseguido mejorar sus problemas a la hora de captar el talento. 

Pero, ¿qué perfiles están demandando las compañías medianas en la UE y en España? En general, este tipo de empresas se quejan de que no son capaces de encontrar el talento con las capacidades necesarias para sacarle todo el partido posible a la digitalización. De hecho, los perfiles más demandados en Europa son los técnicos, según el 41% de los encuestados, seguidos de los ingenieros -30%-, el personal de apoyo -30%-, y los aprendices -29%-. En este último caso, parece que las empresas, ante la falta de talento, están optando por formar a su medida a los profesionales que están en el inicio de su carrera profesional.

En España, los empleados más deseados son también los técnicos -para el 75% de las empresas encuestadas- y los ingenieros -45%-. En cuanto a su experiencia, se buscan perfiles de alta dirección -45%- y profesionales en los primeros años de su trayectoria -61%-. Ante la dificultad para encontrar las capacidades que buscan, el estudio revela que el 65% de las empresas medianas de la UE apuestan por la formación interna, o sea, la de sus propios profesionales.

La European Private Business Survey también pregunta a las empresas medianas europeas y españolas sobre sus expectativas de crecimiento en los próximos doce meses. El 57% de los encuestados en la UE -y el 50% en España- espera mejorar sus ingresos en 2019. Un optimismo, no obstante, algo más moderado que el año pasado, cuando estos porcentajes se situaban en el 65%, en el caso de las compañías medianas europeas, y en el 68%, en el de las españolas. Detrás de esta moderación del optimismo, según el informe, se encuentra la cautela de los empresarios ante la desaceleración de la económica mundial motivada, en gran medida, por la ralentización del crecimiento en China y por la incertidumbre causada por la guerra comercial entre Estados Unidos y el gigante asiático.

La salida del Reino Unido de la UE es otra de las cuestiones que preocupan a las empresas medianas europeas, aunque el 61% reconoce que todavía no tiene identificado cuál puede ser el impacto del Brexit en su negocio. Un dato ligado, probablemente, al hecho de que todavía no está claro cuándo se va a producir ni en qué condiciones.