Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

"Necesitamos arquitecturas IT donde convivan lo moderno con lo tradicional" (Ana Rocha de Oliveira, Red Hat)

  • Vídeos

Ana Rocha de Oliveira, Cloud Business Development Manager de Red Hat, explica cómo la nube híbrida es la gran tendencia cloud para 2020 y cuál es el impacto de la misma en unas arquitecturas IT obligadas a relacionar lo tradicional y lo novedoso.

Contenido relacionado: 

Red Hat Enterprise Linux y su impacto económico en las empresas. Leer

Respuesta ante el cambio constante. Análisis de las principales tendencias y prioridades TI para 2019 Leer 

A estas alturas es notorio que la tendencia tecnológica que domina 2019 es la cloud híbrida. Como lo es la necesidad de crear nuevas arquitecturas de TI donde se unan lo moderno y lo tradicional. Así lo explicó Ana Rocha de Oliveira, Cloud Business Development Manager de Red Hat, una compañía que lleva desde el año 2011 apostando por esta tecnología: "Los entornos físicos, virtuales, las clouds privadas o la multicloud pública deben convivir con capas de abstracción que permitan los servicios prestados con independencia de lo antigua que sea la tecnología".

En este sentido, la mayor barrera, según Rocha, es saber "cómo vas a integrar lo que tienes en los CPDs". "Hay mucho ecosistema heredado que funciona perfectamente. Tienes que sacar provecho de él. Y esto sólo puedes hacerlo a través de estándares que han nacido del mundo abierto. O sea, del mundo de las APIs, que nos ofrecen la capacidad de integrar e interoperar con el modelo antiguo que tenemos", asevera.

Pero la cloud híbrida no es la única tendencia de este año. La representante de Red Hat destacó igualmente filosofías como DevOps, que vienen a señalar la importancia de "generar una conciencia en las empresas capaz de crear equipos multidisciplinares que hagan convivir el mundo tradicional con lo nuevo".  

Un ámbito en el que lo más importante son las personas. Centrarse en ellas es, para Rocha de Oliveira, vital. "Históricamente las empresas han trabajado en silos. Eran eficientes, pero muy autocontenidos. La tendencia hoy es abrir esos departamentos y trabajar de forma colaborativa. De esta manera la gente se siente partícipe del cambio", aseguró.

Como fundamental se antojan igualmente la automatización y la estandarización. "Es algo crítico. Sin automatizar es muy complicado llegar a orquestar y gobernar. Automatizar lo repetitivo nos facilitará el gobierno, de modo que será mucho más fácil gestionar todos estos entornos", afirmó la responsable de Red Hat.

Como última tendencia, y asociada a todo lo anterior, está la seguridad. Para la entrevistada, "junto con las personas, lo más importante". "Ahora buscamos una seguridad máxima, y nos es dada. Y esto es muy notable, pues en su día era una barrera a la hora de adoptar el cloud, ya que los departamentos de seguridad imponían unas políticas que desaceleraban el proceso de modernización de aplicaciones".

Otra cuestión muy interesante es el código abierto. Algo que va "mucho más allá de la mera tecnología". "Open Source es una forma de colaborar a nivel mundial. Una manera de compartir conocimientos para que la sociedad pueda adoptar nuevas tecnologías", aseguró Ana Rocha de Oliveira. "Las empresas se han dado cuenta de que el modelo es apasionante. Y es que lo es. Ver que millones de proyectos contribuyen al código abierto para que todos saquemos provecho de la innovación resulta fascinante", añadió, y dejó un consejo final a las compañías: "Usemos Open Source, sí, pero siempre con paquetes apoyados por un proveedor que te dé una seguridad por detrás, y con partners capaces de integrar la tecnología con la cultura de la empresa".

Una última pregunta para acabar: ¿con semejante panorama, podemos decir sin problemas que nos dirigimos hacia la consolidación de las clouds en una sola plataforma? "Parece el camino, pero lo que vemos en la mayoría de los clientes es que mantienen su arquitectura tradicional mezclada con una infraestructura de cloud híbrida. La clave es el encuentro entre la optimización de lo que tienes y la modernización de lo nuevo, que es uno de los grandes papeles de las APIs. A lo que hay que añadir, como dije, el ecosistema de las personas: debemos retener talento y traer nuevo", concluye.