Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Más del 70% de los directivos afirma estar preparado para el futuro digital

  • Vídeos

El grado de compromiso de los directivos con la transformación digital de su empresa se sitúa en un 76%. Inteligencia Artificial (64%), Big Data (58,9%) y ciberseguridad (48,8%) serán las tecnologías que mayor impacto tendrán en el futuro.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La empresa impulsada por IA Leer 

¿Cómo afrontan los líderes empresariales el futuro de su negocio en tiempos de incertidumbre? Una investigación de Badenoch + Clark compuesta por las respuestas de más de 400 directivos y managers en nuestro país, afirma que siete de cada diez directivos reúne las habilidades tecnológicas necesarias para hacer frente al futuro digital. Y es que, aunque la pandemia ha acelerado la digitalización en muchos aspectos, el grado de compromiso de los directivos con ésta ya era fundamental para el 76% de los líderes antes de la crisis, sin una gran diferencia entre sexos, ya que el compromiso de los jefes en este aspecto era del 78,4% y el de las jefas del 73%. Tampoco existe una distancia importante respecto a la generación a la que pertenecen: mientras los líderes Baby Boom afirman que su grado de compromiso es del 78,4%, la Generación X lo sitúa en el 73% y los Millennials en el 74,5%.

Cuando se les pregunta si poseen las habilidades tecnológicas y/o digitales suficientes para hacer frente al futuro, el 71,7% de los directivos españoles afirma que sí, una seguridad que aumenta en aquellos responsables que han llegado a su actual cargo de mando desde otra empresa (75,9%). Unos porcentajes que bajan ligeramente si el jefe viene de una situación de desempleo (67,9%) o acceden mediante promoción interna (69,7%). 

Por tanto, se puede afirmar que el porcentaje de líderes que dice estar capacitado para afrontar los retos digitales es alto, lo que no significa que no haya que seguir apostando por la formación en la empresa. Así, 1 de cada 3 encuestados cree que es necesaria esta medida, debido a la velocidad a la que cambian el ámbito digital, mientras que un 21,2% de los consultados cree que se precisa una formación en habilidades tecnológicas en general, ya que no es un campo en el que los directivos se hayan formado en origen.

Con menor porcentaje aparecen otras capacitaciones mucho más específicas, como conocimientos especializados de softwares o herramientas concretas (13,5%), manejo de Inteligencia Artificial y Big Data (11,5%) o de lenguajes de programación (10,6%).

Consultados sobre los aspectos más preocupantes que acompañan a la tecnología, el 52,9% de los directivos españoles considera la sobreexposición de los datos personales como una causa de alarma, seguida del riesgo a ser víctimas de fraude cibernético (42,2%), la sobrecarga informativa que reciben a través de los diferentes canales digitales (31,9%) y las fake news (30%).

La sustitución de puestos de trabajo por robots, en cambio, inquieta a tan solo el 14,2% de los responsables encuestados. Otros aspectos que preocupan a los directivos españoles en lo que a la tecnología se refiere son el espionaje por parte de gobiernos y corporaciones (20,7%), la deshumanización que pueda provocar dicha tecnología (21,3%), que los algoritmos introduzcan sesgos difíciles de controlar por los humanos (21,5%), una menor libertad y tiempo libre por estar siempre ‘conectados’ (21,8%) y el terrorismo digital (29,4%).

IA, la tecnología con mayor impacto en el futuro

Tres son las tecnologías clave en los próximos años para los directivos españoles: Inteligencia Artificial (64%), Big Data (58,9%) y ciberseguridad (48,8%). Con mucho menor impacto, los consultados hablan también de la realidad virtual (27,5%), del Internet de las Cosas (IoT) (26,4%) o de la llamada Nube o Cloud (22,9%), entre otras. 

Preguntados si para sobrevivir al futuro las empresas tendrán que estar dirigidas por líderes digitales, un 42,2% cree que sí, mientras que un 28,1% no lo ve necesario. Una percepción que varía según la generación a la que pertenece el directivo, siendo mayoritaria la afirmación entre los más jóvenes. 

Por otro lado, los directivos españoles son optimistas de cara a cumplir la estrategia y planes de transformación digital en sus empresas. Así, un 80,4% cree que lo habrá completado para el año 2030, mientras que un 19,2% considera que no habrá sido posible. De nuevo, los directivos más jóvenes se muestran más optimistas, aunque con diferencias poco significativas en función de la generación.

En cuanto a si la transformación digital permite obtener un aumento en los ingresos de la empresa, un 91,8% de los encuestados así lo considera frente al 8,2%. Y a la pregunta “La experiencia de cliente es mejor desde que utilizamos tecnología digital”, un 86,1% de los directivos responde que sí, mientras que un 13,9% lo niega. 

Por último, ante la cuestión “En 2050 tendremos más interacción con máquinas que con personas”, un 84,5% de los directivos responde afirmativamente y un 15,5% considera que esto no ocurrirá así.

Un plan de transformación digital mayoritario
9 de cada 10 empresas españolas cuentan con un plan de transformación digital, según el estudio. La cifra, atendiendo a la categoría de grandes empresas, asciende hasta prácticamente el 96% de los casos, pero, incluso en microempresas, este porcentaje no desciende del 80%. 

En cambio, a pesar de tener esos planes concretos para acometer con éxito la digitalización, casi la mitad de los directivos españoles (46,3%) cree que en el presente su empresa no cuenta con la tecnología adecuada para realizar ese proceso de transformación digital, frente al 53,7% que considera que sí dispone de esas herramientas.

En este sentido, el informe se pregunta sobre quién debe liderar esta transformación digital en las empresas. El resultado es una disparidad de opiniones en cuanto a la definición de los roles que lideran el proceso de digitalización. Así, las grandes empresas suelen recurrir a los directores del área tecnológica (43%), bien a través del CTO (Chief Technology Officer) y/o del CIO (Chief Information Officer), o a un puesto creado ad hoc para esta función: el de director de transformación digital (18%), conocido también como CDO (Chief Digital Officer).
Por el contrario, en la pequeña y mediana empresa no es común la existencia de un rol específico para liderar esta transformación. De hecho, el 35,1% de ellas afirma no contar con un responsable de transformación digital.  Asimismo, el 25,3% dice recurrir al director de tecnología, el 14,4% al director de cada departamento, el 10,6% al responsable de transformación digital y un 3,5% de las pequeñas empresas reconoce que quien lidera la transformación en la empresa es la Dirección General.

La responsabilidad social de la empresa
A medida que el mundo debe dar respuesta a las amenazas ambientales cada vez preocupantes (el calentamiento global, la contaminación, el cambio climático o los plásticos de un solo uso, por citar las más importantes), mayores son también las demandas sociales que persiguen que el ámbito empresarial demuestre prácticas más éticas. Un territorio en el que los directivos tienen un papel fundamental. De ahí que 9 de cada 10 encuestados muestre su compromiso con la responsabilidad y el impacto de su compañía en el conjunto de la sociedad. Un compromiso más notorio entre mujeres en puestos de dirección y directivos de las generaciones más veteranas.

Además, el 86,6% de los directivos encuestados cree que el liderazgo variará hacia un espacio más ético y comprometido. Si se analiza este aspecto según la generación a la que pertenece el consultado, llama la atención que un 85,9% de la Generación Millennial cree que en el futuro su papel estará más marcado por los valores sociales, cifra que es mayor en el caso de la Generación X (91%) y Baby Boom (91,2%). 

Sin embargo, aunque la responsabilidad social corporativa gana peso, con perspectiva de futuro la tecnología es, a ojos de los directivos, lo que más impacto tendrá en su trabajo en el año 2030. Un 76,8% de los líderes consultados así lo cree, mientras que un 52,3% considera que será la Economía, un 45,8% el cambio climático y un 25,1% la Política.