Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tendencias de tecnologías inalámbricas

  • Actualidad

redes conectividad

El futuro de muchos sistemas actuales pasa por la conectividad inalámbrica, que permitirá a todo tipo de dispositivos transmitir información sin necesidad de usar cables. La industria especializada en este campo está trabajando intensamente para incrementar la capacidad de transferencia de datos, y en Gartner han identificado diez tendencias que guiarán el desarrollo de estas tecnologías a partir de este año.

El ecosistema digital en que vivimos avanza constantemente, y a día de hoy es imposible entenderlo sin las comunicaciones inalámbricas, que son la base de la conectividad de nuestros smartphones, ordenadores portátiles, wearables y dispositivos del hogar digital. Los mismo puede aplicarse a las organizaciones, donde la conectividad inalámbrica facilita el trabajo en movilidad y la colaboración, dentro y fuera de las oficinas y las fábricas.

Y en el ámbito profesional las comunicaciones inalámbricas están adquiriendo una relevancia muy superior a la del pasado, gracias a la llegada de nuevas tecnologías emergentes en el campo de la robótica, Internet of Things y los futuros vehículos autónomos, entre otras. Según los expertos de Gartner, a partir de ahora y durante los próximos cinco años la arquitectura empresarial (EA) y los líderes en innovación tecnológica involucrados con las comunicaciones inalámbricas van a elaborar sus estrategias y enfocar sus esfuerzos basándose en 10 tendencias principales.

En palabras de Nick Jones, vicepresidente de investigación de esta consultora, “Los líderes de negocios y de TI deben ser conscientes de estas tecnologías y tendencias ahora. Muchas áreas de la innovación inalámbrica incluirán tecnologías inmaduras, como 5G y ondas milimétricas, y pueden requerir habilidades que las organizaciones actualmente no poseen. Los líderes de innovación tecnológica y EA que buscan impulsar la innovación y la transformación de la tecnología deben identificar y probar tecnologías inalámbricas innovadoras y emergentes para determinar su potencial, y crear una hoja de ruta de adopción”.

Las diez tendencias que han identificado los expertos de Gartner en cuanto a las tecnologías inalámbricas son las siguientes:

1 - Wi-Fi

Desde su lanzamiento hace varias décadas, los sucesivos estándares de Wi-Fi se han convertido en una de las principales tecnologías de comunicaciones inalámbricas, y se emplea en todos los ámbitos, tanto domésticos como públicos y empresariales. Raro es que una empresa o un hogar no cuente con un router inalámbrico para dar acceso a Internet a diversos dispositivos. Tan asentada está en la vida diaria que los expertos de Gartner afirman que continuará siendo la tecnología principal hasta, al menos, 2024.

Y se espera que esta tecnología, sobre todo con la llegada de la nueva especificación Wi-Fi 6, se expanda a nuevos campos, como los sistemas de radar y los sistemas de autentificación multifactorial, que emplearán dispositivos conectados para incrementar la seguridad en el control de accesos y en la verificación de la identidad para acceder a servicios o efectuar pagos digitales.

2 - Redes celulares 5G

Si hay una tecnología que está en boca de todos actualmente son las nuevas redes 5G. Al igual que ocurrió con estándares anteriores, sus impulsores prometen una increíble mejora en la velocidad, la latencia y las aplicaciones personales e industriales. Aunque esto no tuvo tanto impacto como se prometía en el caso de 4G, 5G incrementa mucho el salto en materia de rendimiento y versatilidad, y muchas industrias han puesto sus miras en esta tecnología para sus estrategias de comunicaciones inalámbricas.

Los expertos afirman que el despliegue de 5G comenzará a gran escala entre este año y 2020, pero su completa implementación llevará entre cinco y ocho años. En este tiempo se espera que las áreas cubiertas por 5G vayan complementándose con conectividad Wi-Fi de nueva generación, que es más rentable en localizaciones e instalaciones de gran tamaño, como puertos, aeropuertos y fábricas.

Pero esto no significa que esta tecnología no acabe siendo la dominante en estos ámbitos, ya que tendrá algunas capacidades superiores a Wi-Fi, que interesan especialmente en muchas industrias. En palabras de Jones, “5G aún es inmaduro e, inicialmente, la mayoría de los operadores de redes se enfocarán en vender banda ancha de alta velocidad. Sin embargo, el estándar 5G está evolucionando y las futuras iteraciones mejorarán 5G en áreas como Internet de las cosas (IoT) y aplicaciones de baja latencia”.

3 - Conectividad en vehículos (V2X)

Muchos de los vehículos actuales, y todos los que están llegando al mercado, generan datos que pueden ser aprovechados, ya sea el mero posicionamiento como sistemas más sofisticados que integran capacidades de los smartphones en el propio vehículo. La conectividad inalámbrica se ha convertido en un valor añadido que rápidamente acabará convirtiéndose en una característica básica.

Uno de los motivos es poder ofrecer servicios al conductor, en un ecosistema digital que se encuentra en pleno crecimiento. Pero otro, más importante, es la capacidad para que los vehículos, ya sean autónomos o simplemente “conectados”, puedan comunicarse entre sí y transmitir datos al fabricante o a los operadores de servicios para la conducción. En este sentido, los sistemas V2X se van a convertir en una tendencia importante, ya que esta tecnología permite proporcionar servicios variados con seguridad, soporte de navegación, información y entretenimiento.

Como señaló Jones, “V2X eventualmente se convertirá en un requisito legal para todos los vehículos nuevos. Pero incluso antes de que esto suceda, esperamos ver algunos vehículos que incorporan los protocolos necesarios. Sin embargo, los sistemas V2X que usan celulares necesitarán una red 5G para alcanzar su máximo potencial”.

4 - Energía inalámbrica de largo alcance

El fiasco de los primeros sistemas de carga inalámbrica casi desanima a la industria y a los consumidores, pero afortunadamente se ha retomado su desarrollo y en los próximos años veremos llegar una nueva generación de esta tecnología. Porque las capacidades de la primera generación no cumplieron las expectativas de los usuarios y no generaron la disrupción esperada en segmentos como el de los dispositivos móviles.

Parte del problema se debía a que la capacidad de carga era insuficiente, y los dispositivos más básicos tardaban en cargar más que con su cargador convencional. A esto se suma que se debían colocar en una base o superficie, que en muchos casos era de tamaño reducido y obligaba a una colocación determinada, algo poco cómodo y versátil.

Por ello, la investigación en el campo de la transmisión de energía inalámbrica se está centrando en los aspectos fundamentales, y se verán importantes avances en los próximos años. Por ahora, se ha logrado incrementar la capacidad de carga, algo esencial para el entorno de los smartphones. Ahora, el frente de batalla está en la transmisión de esa energía de forma inalámbrica, para que no sea necesario dejar el dispositivo en un lugar concreto. Hasta ahora se ha logrado llegar hasta un metro, o aplicar la tecnología a superficies más amplias, pero en un futuro próximo se verán avances que podrían tener un impacto importante en los hogares y las oficinas.

En opinión de Gartner, “La energía inalámbrica de largo alcance podría eventualmente eliminar los cables de alimentación de dispositivos de escritorio, como computadoras portátiles, monitores e incluso aparatos de cocina. Esto permitirá diseños completamente nuevos de espacios de trabajo y de vivienda”.

5 - Redes de área amplia de bajo consumo (LPWA)

La clave para aplicar innovaciones como IoT a entornos industriales, edificios o ciudades inteligentes, entre otros ecosistemas de dispositivos conectados, es contar con redes de transmisión de datos eficientes y que puedan cohabitar con las demás tecnologías inalámbricas preexistentes sin generar interferencias. En este sentido, las redes de área amplia de bajo consumo (LPWA) se están postulando como una gran alternativa para lograrlo, con una capacidad de transferencia de datos adecuada para muchos dispositivos IoT, que gracias a su bajo consumo tendrían un impacto mínimo en su autonomía.

Otra de sus ventajas es que permiten cubrir grandes superficies con una infraestructura limitada. Y en este contexto “áreas muy amplias” quiere decir ciudades e, incluso, países. Como señala Gartner, las tecnologías LPWA actuales incluyen IoT de banda estrecha (NB-IoT), LTE-M, LoRa y Sigfox. Entre sus ventajas está que los módulos de comunicaciones son económicos y muy pequeños, lo que permite integrarlos en dispositivos de todo tipo, incluidos los de coste más bajo.

6 - Detección inalámbrica

Una aplicación paralela de las tecnologías inalámbricas es su uso para detectar dispositivos, personas, etc. Como una suerte de radar, los nodos inalámbricos pueden detectar la distancia a la que se encuentran dispositivos como drones o robots, proporcionando esta información a otros sistemas como los asistentes virtuales. Esto tiene una utilidad interesante para mejorar el rendimiento de la comprensión de la voz cuando diferentes personas hablan dentro de una misma sala.

En palabras de Jones, “Los datos del sensor son el combustible del IoT. En consecuencia, las nuevas tecnologías de sensores permiten tipos de aplicaciones y servicios innovadores. Los sistemas que incluyen sensores inalámbricos se integrarán en una multitud de casos de uso, desde diagnósticos médicos hasta reconocimiento de objetos e interacción inteligente en el hogar”.

7 - Seguimiento de ubicación mejorado

En línea con la tendencia anterior, las tecnologías inalámbricas se pueden usar para mejorar el seguimiento de personas, dispositivos y activos de todo tipo dentro de las empresas, los edificios de la administración pública, los hospitales y muy especialmente en sectores como la logística, donde se están explorando diferentes formas de mejorar el seguimiento en toda la cadena de suministro.

Gartner señala que el lanzamiento del próximo estándar IEEE 802.11az permitirá mejorar la precisión en el seguimiento con una precisión de más o menos un metro, y se espera que esto sea una capacidad básica integrada en las tecnologías 5G. Por ello, Jones dijo que “La ubicación es un punto de datos clave que se necesita en varias áreas comerciales, como el marketing de consumo, la cadena de suministro y el IoT. Por ejemplo, el seguimiento de ubicación de alta precisión es esencial para las aplicaciones que involucran drones y robots en interiores”.

8 - Radio de onda milimétrica

Esta tecnología funciona en un rango de frecuencias de entre 20 y 300 gigahercios, con longitudes de onda de entre 1 y 10 milímetros, y tiene aplicaciones que en los próximos años podrán verse asociadas a otras tecnologías inalámbricas. Por ejemplo, Gartner prevé que será empleada en sistemas como Wi-Fi y 5G para mejorar las comunicaciones de corto alcance y gran ancho de banda, algo muy útil para la transmisión de vídeo en 4K y 8K. Y también de cara a comunicaciones inalámbricas para dispositivos de realidad virtual y aumentada sin cables, que requieren un gran ancho de banda y una latencia mínima para proporcionar una experiencia inmersiva realista y de calidad.

9 - Redes de retrodispersión

Esta tecnología permite enviar datos empleando muy poca energía, y se plantea como una solución muy interesante para dispositivos conectados de pequeño tamaño. Y también permite operar en zonas de gran saturación de frecuencias sin interferencias, por lo que podría ser la solución perfecta para determinados despliegues IoT en industrias, hogares, oficinas o lugares públicos.

Su naturaleza podría ofrecer respuestas para las infraestructuras en las que se quieren implementar numerosos sistemas de monitorización inteligente en combinación con otras tecnologías conectadas, como los robots móviles, las redes de datos empresariales y de acceso para dispositivos personales.

10 - Radio definida por software

La tecnología SDR, o radio definida por software, consiste en alejar el procesamiento de las señales de los chips encargados de la transmisión. Esto mejora la capacidad de los módulos de conectividad para soportar más frecuencias y protocolos. No se trata de un concepto nuevo, pero hasta ahora no había captado la atención de la industria, algo que según Gartner podría cambiar en los próximos años.

En su opinión, pronto comenzarán a surgir nuevos protocolos de red para usos muy variados, y la tecnología SDR permitirá a los dispositivos un mayor grado de retrocompatibilidad, todo gracias a un software actualizable que permitirá añadir los protocolos antiguos o nuevos, sin necesidad de tener que cambiar los dispositivos conectados por nuevos modelos, solo por un problema de compatibilidad.