La nube, cada vez más presente en las estrategias de backup y protección de datos

  • Actualidad

Cloud administración

Veeam ha dado a conocer el informe Cloud Protection Trends for 2023, en el que ha analizado qué efectos tienen en las estrategias de protección de datos y backup las diferentes opciones de consumo de tecnología como servicio (IaaS, PaaS, SaaS, BaaS y DRaaS). La nota positiva es que cada vez más las empresas son conscientes de la necesidad de contar con estrategias de protección de datos y backup de sus soluciones en la nube. La nota negativa, que algunos responsables consideran que la durabilidad de los datos en la nube hace innecesaria la protección de estos.

Para poder analizar en profundidad estas tendencias, Veeam ha entrevistado a 1.700 profesionales de diferentes perfiles de TI. Y entre las principales conclusiones del informe destacan:

     -     Dentro de las organizaciones entrevistadas, la estrategia de protección de datos en entorno cloud depende, en un 61% de los casos del equipo de TI, en un 56% de los administradores cloud, y en un 54% del equipo de protección de datos, lo que muestra un incremento de la importancia de los profesionales específicos del área en ella.

     -     Algo que también queda patente en la protección de datos y los backups en servidores cloud, manejados, principalmente, por el equipo de backup (52%) y los equipos de los proveedores de Backup as a Service y Disaster Recovery as a Service (26%).

     -     Cuando se trata de proteger los datos en la nube, el 61% aprovecha snapshots integrados en el almacenamiento cloud, el 59% herramientas de backup nativo del proveedor de servicio cloud, el 58% herramientas de backup de terceros para cada VM en la cloud, y el 27% herramientas nativas de terceros que protegen los servidores, sin incluir las herramientas de backups tradicionales en base a agentes.

     -     El 52% de las organizaciones emplean almacenamiento cloud para guardar los datos, pero su restauración se hace a una localización on-premise, el 49% usa infraestructura cloud como su sitio secundario o de Recuperación ante desastres, el 49% utiliza una solución de DR como servicio, el 45% utiliza herramientas nativas de DR de un proveedor de servicio, un 1% no emplea la nube en ningún paso de su estrategia de Recuperación ante Desastres, porcentaje similar al de las organizaciones que no cuentan con una estrategia en este sentido.

     -     Alrededor del 60% de las organizaciones comparten ficheros en Amazon o Azure, un porcentaje similar al de las organizaciones que trabajan con bases de datos en estos mismos entornos, lo que supone un reto importante para ellos. Por eso, el 59% de las organizaciones al menos usa una herramienta o servicio para el backup de estos ficheros, mientras que el 19% piensa que la durabilidad de los datos en la nube hace innecesario realizar backups. Pensando en los primeros, el 45% usa la herramienta nativa de Amazon o Azure para proteger los ficheros, el 30% utiliza una herramienta de terceros, y el 25% usa un servicio de Backup o Disaster Recovery.

     -     En el caso de las organizaciones que emplean bases de datos en entornos cloud, el 79% emplea un servicio o aplicación de backup para protegerlas, mientras que un 7% considera que la durabilidad de estos datos hace innecesario su backup y un 8% piensa que sus datos no necesitan ser almacenados en un backup. Hablando de los primeros, el 50% usa una herramienta nativa de Amazon o Azure, el 33% un servicio de Backup o DR, y el 17% una herramienta de terceros.

     -     Poniendo el foco en las empresas que utilizan Microsoft Office 365, el 78% protege con un backup estos datos, ya sea a través de una herramienta de terceros o mediante un servicio de BaaS, mientras que el 43% utiliza herramientas de la propia suite. Por el contrario, solo un 3% piensa que estos datos no necesitan ser almacenados en un backup por su propia resiliencia.

     -     Hablando de BaaS y DRaaS, el elemento más importante para las organizaciones es que se trata de una solución ofrecida como servicio por su actual proveedor (21%), seguido de que se trata de un servicio en la nube (16%). De hecho, solo el 7% de las organizaciones lo ve como un elemento para reducir el uso de hardware on-premise o como una alternativa a las cintas para almacenamiento a o plazo.