Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

WiFi 6 se expandirá en 2019

  • Infraestructura

WiFI

Los expertos esperan que el nuevo estándar WiFi 6 se extienda masivamente a lo largo de este año, especialmente por el despliegue en entornos con una alta densidad de conexiones inalámbricas. La adopción masiva de esta nueva especificación comenzará a tomar impulso en 2019, mejorando la capacidad de conexión en las empresas, zonas públicas y hogares en todo el mundo.

Según un reciente informe de la organización que promueve el desarrollo de estándares de comunicación inalámbrica, la Wi-Fi Alliance, 2019 será el año en que comenzará la adopción masiva de WiFi 6. Hasta ahora, las cifras de esta entidad señalan que la nueva especificación generó un volumen estimado de negocio de 1.960 millones en 2018, y se espera que para 2023 alcance los 3.470 millones. Además, apuesta porque será en 2019 cuando se iniciará la adopción masiva de WiFi 6 entre las empresas y los consumidores.

Por ello, insta a los CIO a que se preparen para implementar este nuevo estándar, que será un apoyo clave para las estrategias de transformación del espacio de trabajo durante este año, liberando las saturadas redes actuales basadas en los anteriores estándares inalámbricos. La ventaja de este salto evolutivo es que no son necesarias grandes inversiones en infraestructura de red ni en nuevos dispositivos, ya que la nueva versión ofrece retrocompatibilidad con las tecnologías previas.

Aunque la Wi-Fi Alliance señala que todavía es difícil medir con precisión el grado de relevancia que va a adquirir WiFi 6 durante este año, aunque sí señala el gran potencial que ofrece para mejorar la cobertura y la velocidad de acceso a las redes de datos, algo fundamental en una sociedad que demanda cada vez más y mejor conectividad. Esto se verá especialmente en los entornos con una alta densidad de conexiones, como zonas públicas donde la población acostumbra a conectarse, y en las empresas que más apuestan por las comunicaciones inalámbricas en su entorno de trabajo.

Entre las ventajas que aporta WiFi 6 se encuentra una gama más amplia de capas físicas y de control de acceso, combinadas con la última tecnología MIMO multiusuario para gestionar de forma dinámica y fluida las conexiones de un gran número de dispositivos diferentes a la vez. También admite hasta ocho flujos espaciales diferentes, incrementando la cantidad de usuarios que se pueden conectar a los puntos de acceso de forma simultánea, lo que mejora el rendimiento en situaciones de alta demanda de conectividad, como pueden ser los eventos multitudinarios o las zonas de ocio.

Además, WiFi 6 aprovecha mejor las frecuencias disponibles y reduce el retardo en las comunicaciones, optimizando la calidad en las conexiones que demandan una menor latencia o con más consumo de ancho de banda. Esto es especialmente crucial en el uso de tecnologías como IoT, realidad extendida o en la transmisión de contenidos en Ultra Alta Definición.