Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de impresión 3D se prepara para un crecimiento explosivo

  • Infraestructura

impresion 3D metal

Los expertos señalan que la industria de impresión 3D está a punto de iniciar una etapa de muy rápido crecimiento, impulsada por la evolución de la tecnología y por la creciente adopción en diferentes industrias. Mientras tanto, aumentará la cantidad de proveedores mundiales, lo que fomentará una mayor competencia que beneficiará a los clientes en todo el mundo.

Según muestra el último estudio publicado por Transparency Market Research, el mercado mundial de impresión 3D va a iniciar una fase de crecimiento explosivo, en la que aumentará mucho la competencia de los proveedores de materiales base para estas tecnologías, por la llegada de nuevas empresas al sector y por el avance de las tecnologías de materiales y de la propia impresión. Los expertos señalan que las firmas regionales se enfrentarán a una dura competición por parte de los proveedores globales, lo que impulsará el desarrollo de nuevas técnicas y productos innovadores.

En cifras, los analistas afirman que el mercado global de impresión 3D crecerá a una tasa interanual compuesta (CAGR) del 18% entre 2016 y 2025, cuando alcanzaría unos ingresos de 32.300 millones de dólares para 2025, un enorme incremento comparado con los 7.300 millones registrados en 2016.

El avance de las diferentes tecnologías enmarcadas dentro de la impresión 3D está convenciendo cada vez más a las industrias de fabricación y a los gobiernos, que están encontrando nuevas formas de fabricar productos de calidad, reduciendo costes y residuos y agilizando numerosos procesos. Los expertos opinan que esta evolución tecnológica y de materiales está dando como resultado un incremento de las aplicaciones de la impresión 3D, lo que finalmente permitirá despegar al mercado.

Y, mientras muchas empresas se están enfocando en el desarrollo de nuevos materiales, estas y otras están invirtiendo en la mejora tecnológica de las diferentes técnicas de impresión 3D, lo que a su vez incrementará la capacidad de usar estas tecnologías para fabricar nuevos productos. Actualmente, ya se fabrican piezas y componentes en industrias de primer nivel como la aeroespacial o la automovilística, pero se espera que en los próximos años se expanda mucho en diversos campos de la robótica, la medicina y los productos de consumo.

Pero en Transparency Market Research también detectan diversos obstáculos que podrían dificultar la buena marcha de esta tecnología emergente. Por un lado, señalan que la complejidad de las máquinas que se emplean para algunas de las técnicas de impresión 3D requiere personal con experiencia, y se está generando una escasez de talento en este campo. Otro de los desafíos a los que se enfrenta la industria es el elevado coste de implementación inicial de estas nuevas formas de fabricar, que genera cierta resistencia en numerosas industrias. Pero las empresas que han apostado por estas tecnologías ya están disfrutando de unos costes de fabricación menores y de otras ventajas, como la rapidez con que se pueden fabricar productos complejos, el mejor aprovechamiento de las materias primas y el alto grado de personalización que pueden ofrecer a sus clientes.