Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nace una nueva incubadora para impulsar los proyectos españoles de fabricación aditiva e impresión 3D

  • Negocios

impresion 3D industria

El ministro Pedro Duque ha inaugurado la iniciativa 3D Factory Incubator, una incubadora con la que se pretenden impulsar los proyectos españoles de impresión 3D, especialmente enfocados a la fabricación aditiva. Este hub, pionero dentro del ámbito europeo, está situado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, donde ocupa un espacio de 600m2.

Con el acto oficial celebrado este lunes, en el que participó el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, dan comienzo las actividades de 3D Factory Incubator, un hub cuyo objetivo es acelerar los proyectos de startups españolas vinculados a la impresión 3D en el campo de la fabricación aditiva. Esta tecnología se ha convertido en la punta de lanza de la innovación en la industria de fabricación en sectores tan avanzados como el aeroespacial, el automovilístico, el odontológico o la fabricación de prótesis médicas. Y de su avance surgirán nuevos modelos de industria más eficiente, personalizada y respetuosa con el medio ambiente, objetivos que España está intentando alcanzar para transformar el sector industrial, impulsar la economía del país y generar empleo de calidad vinculado a las nuevas tecnologías.

Esta nueva aceleradora ha sido promovida por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) y la Fundación Leitat, y va a recibir apoyo económico de los fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional), a través de la Fundación INCYDE, dependiente de las Cámaras de Comercio de España. Durante la inauguración, el ministro dijo que “iniciativas como estas son un ejemplo de utilización de fondos FEDER europeos y de colaboración pública y privada para crear riqueza. Una riqueza basada en el conocimiento y la innovación, justo lo que nuestro país necesita para avanzar con seguridad hacia el futuro”.

Por su parte, el delegado del Estado, Pere Navarro, dijo que esta incubadora “muestra los cambios en la manera de fabricar, porque las fábricas del siglo XXI pueden estar en un edificio de oficinas como este. El modelo productivo tiende hacia la colaboración y por eso estamos delante de una fábrica de oportunidades para nuestro tejido productivo. La incubadora, además, es el embrión del hub DFactory de economía 4.0 que empezará sus obras en la primavera”. Y el presidente de la Fundación INCYDE, José Luis Bonet, señaló que este proyecto “encarna a la perfección lo que las Cámaras de Comercio queremos ser en el siglo XXI: agentes del cambio, de la transformación digital y del progreso, y siempre mediante la colaboración público-privada, trabajando juntos y aunando esfuerzos. Nuestro compromiso y responsabilidad es servir a las empresas y a la sociedad en general”.

A partir de ahora, 3D Factory Incubator comenzará sus actividades para apoyar a las empresas españolas que entren dentro de su ámbito de actuación. Hace meses lanzó una convocatoria a posibles candidatos y recibió 43 solicitudes, de las que 34 cumplían con los requisitos establecidos por el hub para recibir este apoyo. Y, según han informado, en los próximos días completarán la inscripción de esos emprendedores y empresas para que puedan disfrutar de los beneficios que aporta la incubadora.

En sus instalaciones, este hub cuenta con espacios de coworking, oficinas, zonas dedicadas al diseño, la producción y la postproducción de piezas, así como áreas destinadas a la formación y salas de reuniones. En estas instalaciones ofrecerá diferentes servicios a las empresas seleccionadas que abarcarán las distintas fases que intervienen en los negocios de fabricación aditiva, desde la producción, la consultoría de negocio, la comercialización y la certificación. Para la parte más destinada a la producción contará con 4 equipos de impresión 3D industrial de nueva generación, 3 pequeñas impresoras y el equipamiento necesario para el diseño y la postproducción de las piezas fabricadas con esas máquinas.

La inversión total será de unos 3 millones de euros y con ello se pretende impulsar más de 100 proyectos empresariales durante los próximo 5 años (unos 25 al año), y también se ofrecerán servicios empresariales no presenciales. El requisito fundamental de estos proyectos es que tengan la manufactura aditiva como parte de su modelo de negocio, vinculado al concepto de Industria 4.0. Esta iniciativa es pionera dentro de Europa y se espera que contribuya a fomentar los nuevos modelos de industria de fabricación basados en tecnologías digitales e impresión 3D profesional. Este es el camino para modernizar una parte fundamental del tejido industrial del país, una de las claves para impulsar la economía y el mercado de trabajo vinculado a las nuevas tecnologías.